Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tres de cada cuatro antidisturbios están desplegados en Cataluña

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 25/09/2017 Óscar López-Fonseca
La unidad antidisturbios se retiró, el pasado domingo, de una protesta en la Rambla. © ÀNGEL GARCÍA / OTR La unidad antidisturbios se retiró, el pasado domingo, de una protesta en la Rambla.

El despliegue policial del Ministerio del Interior para hacer frente a posibles altercados antes, durante y después del 1 de octubre concentra ya en Cataluña a cerca de 2.000 agentes de los 2.700 que componen la plantilla de la Unidad de Intervención Policial (UIP, los conocidos como antidisturbios), según han confirmado a EL PAÍS varias fuentes policiales y del propio ministerio. El departamento de Juan Ignacio Zoido ha concentrado 40 grupos de esta unidad con medio centenar de policías cada uno traídos desde todos los rincones de España, salvo las islas Canarias. En Madrid, aunque ha habido traslados, se ha dejado a un número importante de estos agentes por el nivel 4 de alerta antiterrorista en vigor.

MÁS INFORMACIÓN

  • El juez ordenó al jefe de los Mossos garantizar la salida de la comitiva judicial de la sede de Economía
  • Los “antidisturbios” de la reserva de la Guardia Civil son desplazados a Cataluña
  • Interior reúne en Cataluña a 700 antidisturbios y 600 agentes especiales de la Guardia Civil

Este desplazamiento de agentes antidisturbios —nunca realizado hasta ahora— supone que tres de cuatro de los especialistas de la policía en hacer frente a altercados callejeros están movilizados ante el referéndum ilegal del próximo domingo. A ellos se han unido en las últimas semanas aproximadamente 600 guardias civiles de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS), también dedicados a preservar el orden público. Además, la policía ha comenzado a desplazar con idéntico fin a integrantes de la Unidad de Prevención y Respuesta (UPR), agentes polivalentes que también realizan funciones de antidisturbios. Ayer salieron una veintena desde Córdoba.

El plan de Interior es que, con los refuerzos, la plantilla de policías y guardias civiles en Cataluña —que habitualmente es de poco más de 6.000 agentes— supere los 10.000 para acercarse así a los 16.783 mossos desplegados. Todos ellos se han quedado sin libranzas hasta el 5 de octubre por orden del ministerio. La policía ya envió la pasada semana un grupo de unos 100 agentes de los servicios de lucha antiterrorista y 40 de investigación criminal destinados en Madrid y en los servicios centrales para apoyar las pesquisas sobre los preparativos de la consulta. Una cifra que ha ido en aumento en los últimos días, según las fuentes policiales consultadas.

Esta movilización ha provocado ya los primeros problemas de falta de efectivos en otros puntos de España. El pasado domingo, la policía ya tuvo problemas en Zaragoza para mantener alejados de los cargos públicos de Unidos Podemos que participaban en una reunión —entre ellos Pablo Iglesias y Ada Colau— a las cerca de 600 personas que se congregaron para increparlos.

‘Camión-botijo’

También ayer se conoció que el único camión con cañón para lanzar chorros de agua a presión que tiene la Policía Nacional ya está en Barcelona. En concreto, en la Zona Franca del puerto, donde Interior ha concentrado el grueso de los efectivos y vehículos policiales desplazados y donde se encuentran amarrados los barcos cruceros donde duermen los agentes. Así lo han confirmado fuentes del departamento de Zoido que, sin embargo, aseguran que su traslado desde Madrid es una “decisión técnica” y que su utilización para hacer frente a altercados no se contempla “en ninguno de los escenarios previstos”.

De tener que entrar en acción, sería la primera vez desde su adquisición, hace casi tres años, que este vehículo —conocido entre los propios agentes como camión-botijo—se utiliza. Hasta ahora solo se había utilizado de “forma preventiva” en grandes concentraciones de personas, como la última final de la Copa del Rey, celebrada en Madrid el pasado mes de mayo. Interior gastó cerca de 350.000 en su adquisición en 2014.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon