Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tres israelíes muertos en un ataque palestino cerca de Jerusalén

Logotipo de El Mundo El Mundo 26/09/2017 SAL EMERGUI

Dos vigilantes de seguridad y un policía israelíes han muerto y otro ha resultado herido de gravedad en un ataque armado cometido por un palestino en la entrada del asentamiento israelí de Har Adar, a pocos kilómetros de Jerusalén. El palestino -de 37 años, con permiso laboral israelí y originario del pueblo cercano de Beit Surik- ha sido abatido por efectivos de seguridad en una zona situada en Cisjordania muy cerca de la frontera no delimitada con Israel.

Según varios testimonios, se aprovechó del permiso laboral en el acceso destinado a los trabajadores palestinos en la colonia. Cuando se acercó, varios miembros de seguridad sospecharon de él y le pidieron que se detuviera y enseñara la documentación. En ese momento, sacó la pistola y disparó a corta distancia.

"El terrorista asesinó a varias personas fuera de nuestra comunidad antes de ser neutralizado en primer lugar por nuestros guardias. Cada día entran muchos obreros palestinos a Har Adar", señala el dirigente de Har Adar, Jen Filipovich. Sharon, una de sus habitantes, decía a EL MUNDO que "Har Adar no suele vivir este tipo de ataque y tenemos muy buenas relaciones con las poblaciones palestinas de la zona".

Fuentes de los servicios secretos internos señalan que "pese a la calma de las últimas semanas, los grupos terroristas intentan constantemente realizar atentados. Sobre todo en estas semanas tan sensibles en las que celebramos el año nuevo judío y Kipur".

El ejército y policía israelíes han reforzado su presencia en los alrededores del pequeño asentamiento en las colinas de la zona de Jerusalén y situado en los territorios ocupados en la guerra del 67. Según el Inspector Jefe de la Policía, Roni Alsheij, el atentado podía haber tenido consecuencias más graves. "La reacción rápida de los agentes evitó la entrada del terrorista en la comunidad pero en cualquier caso se trata de un ataque muy grave", ha recalcado.

El atacante trabajaba como limpiador dentro del asentamiento israelí

No es frecuente en los últimos años que un palestino conocido en su lugar de trabajo en un asentamiento israelí y padre de cuatro hijos cometa un atentado armado como el de este martes. Varios habitantes de Har Adar han expresado su sorpresa y conmoción ya que conocían muy bien al palestino identificado como Nimer Mahmoud Jamal. Éste trabajaba en tareas de limpieza en casas de este asentamiento.

El asesinato de los tres efectivos de seguridad-cuyas edades van desde los 20 a 30 años y uno de los cuales era un guardia árabe residente en la vecina Abu Gosh- reactiva el debate interno sobre la concesión de permisos a palestinos para trabajar tanto en las colonias de Cisjordania como en las ciudades en Israel. Se calcula que hoy en día hay un total de 150.000. "Durante la ola de ataques de los últimos años, siempre hemos señalado la importancia de permitir y aumentar los permisos de trabajo a los palestinos no involucrados en terrorismo y al mismo tiempo intensificar con numerosas redadas la prevención de atentados", comenta un oficial israelí.

El grupo islamista Hamas ha elogiado el "heroico" atentado. "El ataque en la zona de Jerusalén es un nuevo capítulo en la Intifada Al Quds que demuestra que todos los intentos para judaizar la ciudad no cambiarán el hecho que Jerusalén es una ciudad árabe e islámica cuyos residentes redimirán en sangre o vida", ha afirmado el portavoz de Hamas, Hazzam Qassam mientras un portavoz de las milicias de Al Fatah señala que "es resultado de los crímenes de la ocupación".

Hace exactamente dos años se inició una ola de apuñalamientos, atropellos y disparos en Cisjordania e Israel con epicentro en Jerusalén donde las facciones palestinas acusaron a las autoridades israelíes de "cambiar el Statu Quo" en la Mezquita Al Aqsa. El santuario en la Ciudad Vieja-conocido por los musulmanes como Noble Santuario y por los judíos como Monte del Templo- fue centro de los últimos enfrentamientos y disturbios a finales de julio.

Según fuentes del servicio secreto interno (Shabak), Jamal tenía problemas personales y familiares que incluyeron maltrato a su esposa que hace unas semanas se escapó a Jordania. En declaraciones a a emisora pública, Hadar Barak expresó en Har Adar su sorpresa señalando que "incluso los trabajadores palestinos no se creen que hicera este deleznable asesinato".

Tras pedir al presidente palestino, Abu Mazen, que condene el atentado, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu ha anunciado que destruirán la casa de su autor y retirarán a sus familiares sus permisos de trabajo en Israel. El titular de Defensa, Avigdor Liberman, denuncia que la Autoridad Nacional Palestina "sigue incitando al asesinato de judios y elogiando a los asesinos".

En una entrevista a EL MUNDO, el ministro de Seguridad Interna,

Gilad Erdan

, reveló que desde octubre del 2015 se han registrado 400 ataques palestinos en Israel. En su mayoría, a cargo de personas que no están integrados en grupos organizados palestinos o son enviados por ellos.

"El perfil del terrorista demuestra que no se trata de un conflicto por territorios. Su ataque es el resultado de la incitación del Islam más extremista", ha dicho Erdan antes de participar en la reunión del Gobierno mientras el ministro ultranacionalista Uri Ariel ha pedido como respuesta "aumentar la construcción en Judea y Samaria (Cisjordania)". Para el liderazgo palestino, "la construcción en las colonias ilegales en las tierras ocupadas aumenta la frustración de los palestinos y es el principal obstáculo para el proceso de paz y la creación de nuestro Estado independiente".

© Proporcionado por elmundo.es

"Es la bienvenida de los palestinos, inducidos por la incitación al terror, a la llegada de los emisarios de EE.UU", ha declarado la viceministra de Exteriores, Tzipi Hotoveli en alusión a la mediación del estadounidense Jason Greenblatt que tiene previsto reunirse en los próximos días con dirigentes palestinos e israelíes para intentar reanudar el proceso de paz estancado desde la cada vez más lejana primavera del 2014

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon