Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trolls

Notodo Notodo 27/10/2016 Marco Ascione

Clenchas de purpurina esnifadas con una ansiedad que ni Alain Afflelou, peinados de formas imposibles, gamas de colores aún desconocidos por Pantone y niveles de monería que harían explotar la cabeza de cualquier adicto a YouTube y a los poco saludables videos de gatos. Resumiendo: ¿qué cojones se han metido los directores, productores y escritores de Trolls? No lo sé, pero desde luego el material es fino y el resultado final también.

La película firmada por Jonathan Aibel y Glenn Berger –las mentes detrás de Kung Fu Panda– enfrenta a los patológicamente felices y coloridos monstruitos contra los Bergens, una tribu de hediondos y malhumorados ogros. Justin Timberlake –metido también en el papel de productor ejecutivo musical en esta producción de toques retro y de vibraciones disco– presta su voz a Branch, el único troll que ni es feliz ni canta. Él, junto a la princesa Poppy, cuya voz proviene de la siempre cumplidora Anna Kendrick, tendrán que enfrentarse a los malvados Bergens y en particular a la chef de estos.


Elementos visuales absolutamente delirantes, escenarios lisérgicos y cargados de colores vivaces... una película para todas las edades, en la línea de La Lego película o los Muppets de Jason Segel, que deja en evidencia las voces más críticas que auguraban un fracaso al nivel de Los pitufos. Es evidente que Trolls no es el tipo de producción animada a la que estamos acostumbrados sobre todo teniendo en cuenta que en los últimos años las grandes alabanzas han sido para los productos de Pixar, destinados casi a un público más adulto que infantil. Sin embargo, la película dirigida por Mike Mitchell y Walt Dohrn funciona, gusta y divierte. No todo tiene que ser sesudas metáforas sobre el paso de la niñez a la edad adulta.

Una explosión de glitter, arcoiris y beats EDM festivos con un cast de voces bastante impresionante y la inspirada decisión de poner a Timberlake a los mandos del aparato musical. Tranquilo, no eres tú. Está claro que alguien ha saboteado tus palomitas con algo más fuerte que simple caramelo. Disfruta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon