Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trucos para que Netflix, HBO o Amazon Video vayan como un cohete en tu tele

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 22/12/2016 Álvaro Hernández

Narcos se ha convertido en una de las señas de identidad de Netflix. (Netflix) © Proporcionado por El Confidencial Narcos se ha convertido en una de las señas de identidad de Netflix. (Netflix)

Ya estántodas: Netflix acaba de cumplir un año en nuestras tierras, llegando a cerca del 2% de los hogares españoles en todo este tiempo; HBO España es ya una realidad y esta semana ha desembarcado Amazon Video. Los usuarios ya tienen suficientes plataformas de vídeo ‘on demand’ como para decantarse por una en base a sus muy distintos catálogos y sus competitivos precios, pero también deberán estar preparados para afrontar un reto: que la conexión a internet sea lo suficientemente buena como para soportar cualquiera de estos servicios.

Pocas cosas producen más malestar en internet que ver cómo el capítulo de una de nuestras series favoritas se queda colgado. Ese es, precisamente, uno de los principales problemas que ha traído consigo la llegada de HBO a España. De hecho, han sido numerosos los usuarios que han sufrido con la sobrecarga inicial de la plataforma e incluso la falta de sincronización entre los subtítulos y las imágenes.

@alvarohernandec@HBO_ES Gracias, esta noche desde luego va a pedales. Lo he dado por imposible.

— Conchi Cascajosa (@TVConchi)

5 de diciembre de 2016

Esos pequeños pero incómodos fallos técnicos eran soportados con paciencia por los internautas cuando se producían en ciertas plataformas de ‘streaming’ o desde las que aún hoy se descargan contenidos de forma gratuita. Sin embargo, pagando por el servicio y viendo que las ciudades están empapeladas con publicidad de Netflix y HBO España, resulta más complicado lidiar con las imágenes congeladas y otros errores de las plataformas de pago.

Antes de poner el grito en el cielo y protestar por los fallos del servicio en cuestión, conviene hacer todo lo posible para que el videoclub ‘online’ por el que nos estamos rascando el bolsillo funcione a la perfección. Basta con comprobar unas cuantas cosas y actuar en consecuencia.

¿Qué velocidad disfruto?

Aunque el problema pueda parecer de Netflix o HBO, quizás sea tu operadora de telefonía la que está impidiendo que disfrutes de maratones interminables de series y películas. Por eso, conviene que la primera prueba sea la velocidad de nuestra conexión a internet. Son muchos los test disponibles: Speedtest, Test de velocidad o Fast son solo algunas de las múltiples opciones. Si el resultado de la prueba no es la conexión por la que pagas, ya hemos encontrado al culpable de que las series se queden colgadas una y otra vez.

La propia Netflix ofrece una especie de test de velocidad. Basta con entrar en ‘Configuración’, ir hasta ‘Obtener ayuda’ y seleccionar luego ‘Comprueba tu red’. Automáticamente, la plataforma se asegurará de que puedes conectarte a internet y, acto seguido, comprobará la velocidad de tu conexión.

¿Y si te roban el wifi?

Otra posibilidad es que algún vecino esté sacándose un master en gorronear a cuenta de tu conexión a internet. Con programas como Wireless Network Watcher o Fing (que cuenta con aplicación tanto para Android como para iOS) para comprobar qué dispositivos hay conectados en cada momento a tu red. Si alguno de los que beben de tu 'router' no es tuyo, habrás dado con el problema: un cambio de contraseña a tiempo puede devolverle a Netflix la agilidad que nunca debió perder.

En realidad, el router puede ser la fuente del problema más allá de si alguien te está robando wifi para ahorrarse dinero en su factura. De hecho, la situación del aparato dentro de tu casa o incluso la calidad del propio dispositivo pueden influir en tu conexión a internet. Lo mejor es tratar de colocarlo en el centro del hogar, lejos de paredes y rincones y, si el que te cede tu operadora no es lo suficientemente bueno, quizás debas plantearte comprar uno nuevo y sustancialmente mejor.

MÁS EN MSN:

Tecnología que estamos dejando de usar

En peligro de extinción: tecnología que estamos dejando de usar

Fotograma de Westworld. (HBO) © Externa Fotograma de Westworld. (HBO)

Puede que el ladrón sea un programa

Quizás quien se está llevando todo el ancho de banda no esté fuera de tu casa. De hecho, puede que se aloje dentro del mismo dispositivo desde el que tratas de disfrutar de un capítulo. Lo más sencillo si quieres asegurarte de que esto no suceda es cerrar cualquier aplicación: nada de Spotify, vídeos reproduciéndose automáticamente desde Facebook o programas de descargas. Deja que toda la conexión sea para tu videoclub predilecto.

No obstante, si la curiosidad te pica, puedes recurrir a programas como GlassWire para saber al detalle qué programas consumen cuánto ancho de banda exactamente. Quizás el culpable de que el último capítulo de ‘Westworld’ vaya a trompicones esté ahí.

Otros habitantes de tu ordenador que pueden dificultar el visionado de un capítulo son las propias extensiones del navegador. No solo pueden quedarse con algo de ancho de banda, sino que es probable que consuman demasiados recursos del equipo, lo que hará que cualquier cosa que trates de hacer vaya lenta. Deshabilita las que no necesites en ese momento e incluso plantéate si deberías desinstalar alguna que no suelas utilizar. 

Reiniciando, que es gerundio

Un clásico de la resolución de problemas. Una versión del Ctrl+Alt+Supr de toda la vida. Una de las primeras soluciones que proponen desde la propia Netflix es que reinicies, primero el ordenador en el que estés intentando disfrutar de su catálogo y luego la propia conexión. “Prueba a apagar completamente tu ordenador, espera 10 segundos y vuelve a encenderlo de nuevo antes de intentar hacer ‘streaming’ otra vez”, aconsejan desde su web. “Un número sorprendente de problemas de ‘streaming’ de Netflix se pueden solucionar de esta manera”.

En caso de que esto no sirva para nada, desde Netflix recomiendan desconectar el router durante unos 30 segundos y apagar el ordenador. Pasado este tiempo, bastaría con encenderlo todo de nuevo para poder disfrutar de series y películas. 

¿Demasiada calidad? 

El paquete Premium de Netflix ofrece calidad en la imagen hasta 4K, lo que puede llegar a ser un problema en caso de que tu conexión a internet no sea como para tirar cohetes. Lo mejor en este caso, para asegurarnos de que vemos el contenido sin interrupciones, es seleccionar la calidad automática en la configuración del videoclub correspondiente. No siempre se puede disfrutar del 4K de Netflix o del HD de HBO España: quizás sea mejor renunciar a algo de definición para poder ver un capítulo sin sobresaltos.

MÁS EN MSN:

Gadgets que cambiaron el mundo

Ten gadgets that changed the world 10 gadgets que cambiaron el mundo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon