Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump pilla al Gobierno a contrapié y le obliga a forjar un nuevo relato antipopulist

El Confidencial El Confidencial 10/11/2016

La inesperada victoria de Donald Trump también ha sido toda una sorpresa para el recién formado Gobierno de Mariano Rajoy. De hecho, y según aseguran fuentes cercanas al Ejecutivo, buena parte de sus miembros ya daban por sentado -sotto voce, eso sí- que la ganadora sería la aspirante demócrata, Hillary Clinton. Contra todo pronóstico, el magnate neoyorquino rompió ayer los esquemas de políticos españoles de todo color. Fue el caso de la socialista Susana Díaz, que recibió los resultados como "una amenaza para la convivencia”. Hubo más declaraciones en este mismo sentido. Sin embargo, como no podía ser de otra forma, el recién nombrado Ejecutivo español se mostró más cauto. El presidente y sus compañeros de equipo, obligados por mandato de la 'realpolitik', están obligados ahora a redefinir su discurso contra los populismos. Por tanto, templanza, buenas palabras, mejores deseos y sinceras felicitaciones. Lo primero que hizo ayer Mariano Rajoy tras conocer el triunfo de Trump fue darle la enhorabuena en un tuit y confiar en que “la etapa que ahora se inicia sirva para consolidar y reforzar el rol de EEUU como socio indispensable y aliado estratégico para España”. Algo parecido decía en paralelo Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores, tras justificar de alguna forma las baladronadas lanzadas por el empresario americano. Las convirtio en meras afirmaciones “que han podido sorprender en un momento u otro”.

Más de las elecciones

Ella es la próxima Primera Dama

La reacción de los líderes mundiales

Las expresiones tras la victoria de Trump

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon