Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Twitter, Spotify, Netflix y otras webs quedan inutilizadas por un ciberataque masivo

Logotipo de ABC ABC 22/10/2016 MANUEL ERICE
Twitter, Spotify, Netflix y otras webs, inutilizadas por un ataque masivo © Proporcionado por ABC Twitter, Spotify, Netflix y otras webs, inutilizadas por un ataque masivo

Estados Unidos vive uno de sus peores momentos en la llamada guerra cibernética. Cuando todavía no se ha disipado el polémico pirateo informática de servidores electorales, comos los del Partido Demócrata, que la Administración Obama achaca al Gobierno ruso, un ciberataque masivo colapsó ayer muchas de las principales webs y aplicaciones de internet del mundo. Twitter, Spotify e eBay, Netflix, la cadena HBO, Airbnb y el servicio de pago online Paypal, junto con los grandes medios de información del mundo, entre ellos, «The New York Times», la CNN y el diario «Financial Times», quedaron fuera de combate durante dos horas y media. El motivo fue un ataque a la sociedad Dyn, que redirige el flujo de servidores de internet y direcciones IP desde la costa este de Estados Unidos.

La Administración Obama cree que la nueva ofensiva cibernética, que tacha de «ataque criminal», está coordinada y planificada a escala mundial, con el objetivo de menoscabar los intereses de Estados Unidos y sus grandes compañías. Aunque no es el primero de estas características, su impacto sí ha sido superior al de ocasiones anteriores.

Técnicamente, los hackers utilizan equipos de zombis pirateados que inutilizan el servidor a base de sobrecargas de visitantes o bloqueando sus recursos hasta que se agotan. A partir de ese momento, los usuarios no pueden acceder a los sitios, al no conseguir que carguen adecuadamente.

Scott Hilton, vicepresidente ejecutivo de la compañía Dyn, encargada de los servicios del llamado DNS (sistema de nombres de dominio, en sus siglas en inglés), explicó en un comunicado de prensa que recibió «extensos ataques DDos (ataque de denegación de servicio, por sus siglas en inglés) en su infraestructura».

Aunque el objetivo del ataque inicialmente fue Estados Unidos, lo sufrieron también usuarios de Europa y de Asia. De hecho, tres horas más tarde, se había detectado también un posible ataque en algunos servidores del Viejo Continente, que estaba siendo investigado al cierre de esta edición.

El nuevo ciberataque tiene lugar poco después de que la Administración estadounidense anunciara su intención de responder con las mismas armas a la ofensiva lanzada desde «terreno enemigo». Según los servicios secretos norteamericanos, la mayoría de los últimos pirateos tuvieron como origen al Gobierno de Putin o compañías públicas rusas, aunque se sabe que en algunos casos han participado terminales iraníes y chinas.

La polémica ha llegado a acaparar la campaña electoral estadounidense, al difundir el sitio web Wikileaks el contenido de miles de correos electrónicos sustraídos de los ordenadores demócratas, entre ellos de Hillary Clinton y de su director de campaña, John Podesta. Según denuncia la Administración Obama, existe una campaña coordinada entre Putin y Wikileaks para intentar que Trump gane la elección.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon