Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Uber, Cabify o Car2Go: probamos las alternativas al taxi. ¿Cuál es mejor?

El Confidencial El Confidencial 05/04/2016 Jaume Esteve

La llegada de Uber, por el momento a Madrid, amplía el abanico de opciones de que disponen los ciudadanos de la capital al desplazarse. Y para saber cuál de ellas es la mejor, hemos decidido utilizarlas todas durante el pasado fin de semana.

Hemos tenido experiencias para todos los gustos. Probamos Uber el día que se estrenaba en España y durante estas jornadas hemos tirado de la aplicación para hacer algunos trayectos adicionales y comparar el servicio con el del taxi, Cabify (quizá su más directo competidor) o Car2Go.

Los redactores de Teknautas hemos hecho algunas de las rutas que efectuamos de manera cotidiana para conocer los pros y contras de cada plataforma y para tener una mejor idea de toda la oferta de transporte madrileña. A continuación tienes una explicación de cada servicio y, al final, una tabla con los diferentes trayectos que hemos efectuado estos días.

Uber

La 'app' de Uber no tiene mayores secretos. Basta con abrirse una cuenta y la pantalla de inicio ya nos dice si tenemos vehículos cerca y el tiempo estimado de llegada. Una de las opciones que agradecemos es el hecho de poder echar un vistazo a nuestros viajes: el tiempo, la ruta exacta por la que hemos viajado y hasta los kilómetros. ¿Contras? No se puede reservar para una hora, o día, determinado.

En el caso del viaje desde el centro de Madrid (Sol) hasta los límites de la M-30, sufrimos algo más de lo esperado: el vehículo tardó un cuarto de hora en llegar mientras pasaban por delante de nuestras narices un par de decenas de taxis.

Hace una semana que Uber opera en Madrid. © Proporcionado por El Confidencial Hace una semana que Uber opera en Madrid.

También hemos experimentado tanto la mejor como la peor versión de la aplicación: en un caso la espera fue muy corta, tres minutos, mientras que en otro tuvimos que desistir porque no había conductores cerca (ver trayecto 4). Tampoco hablamos de un horario muy inusual, fue un sábado a media tarde (esperamos hasta 45 minutos en Jorge Juan con doctor Esquerdo) y a la una de la mañana, un momento en el que el taxi tiene mucha demanda y dábamos por hecho que Uber tendría conductores disponibles.

Poco que objetar respecto a la presentación: vehículos amplios, cómodos y conductores que te ofrecen una botella de agua (aunque los caramelos no han sido tan habituales) son la norma. Poco hemos echado de menos salvo que nuestra música de Spotify sonara por los altavoces del coche.

Taxi

La opción tradicional sigue siendo imbatible en términos de disponibilidad. Ya no solo a la hora de parar un coche a pie de calle (exclusiva de la que únicamente goza el taxi), sino en la facilidad de uso a través de las diferentes opciones vía 'app'. Los tiempos de espera, tanto en Hailo como con MyTaxi, son mínimos y ambas aplicaciones permiten seguir el punto en el que se encuentra nuestro conductor.

En una de las dos comparativas, el taxi pierde frente a Uber a la hora de comparar precios aunque, en el primer trayecto, el conductor de la plataforma 'online' se pasó de salida y dio una vuelta algo más larga de lo habitual, lo que podría haber equiparado los precios.

(Foto: EFE) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: EFE)

Otro de los puntos en los que el taxi puede sacar pecho es la 'app'. MyTaxi tiene un puñado de opciones a la hora de reservar un vehículo en función de si queremos un híbrido, avisar de que viajamos con perro o si somos un grupo de cinco o más personas y necesitamos un coche más grande de lo habitual.

Cabify

Es el gran competidor de Uber, ya que ambos servicios se sustentan bajo la misma premisa: el uso de conductores con licencia VTC. Hemos utilizado Cabify para un trayecto corto cerca de la redacción de El Confidencial y nos hemos encontrado con la misma sorpresa, negativa, que con Uber. El precio mínimo a pagar para un trayecto es de cinco euros, mientras que la bajada de bandera para un taxi se encuentra en los 2,40 euros para servicios diurnos y 2,90 euros durante las noches y fines de semana.

El servicio no difiere en exceso de Uber, tanto en presentación a través de la 'app' como en la propia experiencia de viaje. Cabify sí que permite la reserva y también da algunas opciones, aunque pocas, sobre el servicio: si queremos que nos abran la puerta, que haya música o que el aire acondicionado esté encendido. De nuevo, el vehículo es amplio y moderno.

Car2Go

En su contra juega la conversión del usuario en conductor y la obligación de tener que aparcar el vehículo al llegar al destino. La 'app' que permite utilizar Smart eléctricos y aparcarlos en cualquier lugar dentro de la M-30 es barata. Muy barata. Dan fe de ello los precios que aparecen en la tabla si se tiene en cuenta la relación entre el coste y los minutos de uso.

Pero contra Car2Go juegan un par de elementos. Es necesario poseer carné de conducir para disfrutar del servicio y hay que tener presente el destino y la hora del viaje para anticiparse a posibles problemas. Los dos redactores de Teknautas que lo han utilizado no tuvieron problemas durante el viaje, pero sí a la hora de buscar aparcamiento, lo que prolonga, y mucho, el viaje, cuando lo que suele buscar el consumidor de un servicio de transporte es la inmediatez de llegar a un destino y bajarse del vehículo.

Un grupo de coches Car2Go, aparcados en la ciudad canadiense de Calgary. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Un grupo de coches Car2Go, aparcados en la ciudad canadiense de Calgary. (Reuters)

Para que la experiencia de uso de Car2Go sea ideal, parece necesario ir contracorriente para no sufrir los problemas de encontrar aparcamiento. Es probable que un viaje del centro a la periferia dure menos minutos que uno a la inversa. Y ese hecho tiene un efecto inmediato en el coste final.

¿Cuál es la mejor opción?

En los diferentes trayectos que hemos llevado a cabo hemos intentado que hubiera cierta variedad. En el primero hemos ido desde el centro hasta el suroeste de la capital, justo en el límite de la M30.

Trayecto 1: Uber vs Taxi vs Car2Go Tiempo de esperaTiempo del viajeRecorridoFacilidad usoPrecioUber15 minutos15 minutosSol - Marqués de Vadillo (5,60 kilómetros)88,20Taxi4 minutos12 minutosSol - Marqués de Vadillo (3,8 kilómetros)87,60Car2Go3 minutos20 minutosMarqués de Vadillo - Sol (el kilometraje fue mayor al tener que buscar aparcamiento)95,70

El segundo se ha movido en la zona entre Atocha y Goya en fin de semana, en una hora de fuerte actividad comercial en el centro de la capital.

Trayecto 2: Uber vs Taxi vs Car2Go Tiempo de esperaTiempo del viajeRecorridoFacilidad de usoPrecioUber312Atocha - Hermosilla (4,20 kilómetros)86,22Taxi312Hermosilla - Atocha (4 kilómetros)99,45Car2Go840Atocha - Hermosilla (el kilometraje fue mayor al tener que buscar aparcamiento)97,41

El tercero ha sido en los alrededores de la redacción de El Confidencial, en Pozuelo de Alarcón, un trayecto muy corto hasta la estación de Cercanías.

Trayecto 3: Cabify vs Uber Tiempo de esperaTiempo de viajeRecorridoFacilidad de usoPrecioCabify10 minutos5 minutosEstación de Pozuelo - Juzgados de 1ª Instancia de Pozuelo (2,83 kilómetros)75Uber4 minutos5 minutosJuzgados de 1ª Instancia de Pozuelo - Estación de Pozuelo (2,3 kilómetros)85

El último se ha movido en una zona céntrica de Madrid en pleno fin de semana, cuando la demanda de taxis es elevada.

Trayecto 4: Uber vs Taxi Tiempo de esperaTiempo del viajeRecorridoFacilidad de usoPrecioUber45 minutos----Taxi5 minutos6 minutosDoctor Esquerdo esquina Jorge Juan - Alcalá 79 (3 kilómetros)96,55

Con todas las alternativas sobre la mesa, es el usuario el que debe decidir por cuál de ellas se decide. Es complicado quedarse con una opción por encima del resto porque cada una tiene su idiosincrasia, que se puede ajustar a las necesidades determinadas de una persona en un escenario determinado.

Si tienes prisa y te da igual el vehículo en el que viajas, un taxi en la calle o vía 'app' es la opción más sencilla. Si por el contrario puedes permitirte el lujo de esperar un poco por encima de lo habitual (y no siempre sucede), Uber y Cabify ofrecen dos servicios muy similares en las formas, en los que, en función del recorrido, hasta te puedes ahorrar unos euros respecto al taxi.

Car2Go es el servicio que más se diferencia del resto. Y tiene unas características muy marcadas: es el más barato con diferencia, pero es imposible garantizar que los tiempos sean inferiores a los de un taxi. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon