Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Uber pone en pie de guerra al taxi

El Mundo El Mundo 28/05/2014 JAVIER LÓPEZ TAZÓN

Hay negocios que no han evolucionado desde hace décadas. Nosotros, los medios de comunicación, somos el ejemplo contrario. Porque no se piensen que la actual es la primera crisis que vive el sector; ni mucho menos. La prensa escrita se ha reinventado muchísimas veces: para convivir con la radio, con la televisión, con internet, para abrir paso a los ordenadores, al flujo de información constante, a la globalización... Vamos, que lo llevamos un tanto sabido, aunque esta última etapa de compaginar el negocio digital y el impreso esté siendo especialmente difícil de lidiar. Otras áreas continúan más o menos igual que hace lustros. Miren el sector del transporte. Cierto que los coches y camiones son más rápidos, pero el centro es muy parecido. Y ¿qué me dicen de los taxis? Su mayor avance (hablo como negocio, no si los coches han mejorado y ahora tienen aire acondicionado) ocurrió con las emisoras y de eso ya hace tiempo. Por eso es difícil que se abran paso nuevas ideas.

Lo digo porque el sector del taxi está preparando movilizaciones para el próximo 11 de junio para protestar por la llegada de Uber. Lo cierto es que este sistema ha conseguido poner en pie de guerra a los taxistas de media Europa. Y los distintos ayuntamientos de las ciudades en las que ha ido aterrizando en nuestro continente no se han quedado al margen. La última ha sido Barcelona, en donde ha abierto un expediente a Uber por una supuesta actividad irregular.

A las aplicaciones (Mytaxi y Hailo) tampoco es que les haga mucha gracia. Es una competencia un tanto irregular. Uber ofrece un servicio paralelo a los taxis utilizando una app para poder solicitarlo y controlarlo desde el teléfono móvil, como las app mencionadas más arriba. Desde la central le enviarán un coche con conductor, según el modelo que haya pedido:desde el sencillo uberX al LUX. ¿La diferencia con respecto a los taxis? Coches sin identificar, sin una licencia municipal para funcionar como un servicio público, sin taxímetro, sin permiso de conducción especial... Vamos, como si yo o usted ofreciéramos nuestros servicios. Como dicen en su nota desde Mytaxi, en versión resumida: bienvenida sea la competencia, pero que cumpla las normas locales sobre el transporte de pasajeros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon