Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ucrania: Donetsk y Lugansk se unen en “Nueva Rusia”

dw.com dw.com 24/05/2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

Las autoproclamadas “repúblicas populares” del este ucraniano firmaron el acuerdo, considerado una provocación contra el gobierno de Kiev.

En un hotel de Donetsk, en la región prorrusa del mismo nombre, las autoproclamadas “repúblicas populares” de Lugansk y Donetsk firmaron este sábado (24.05.2014) un acuerdo para unirse a una nueva entidad, a la que han llamado “Nueva Rusia”. A la ceremonia acudieron representantes de otras regiones del sureste de Ucrania, como Odessa, Jerson, Nikolayev, Zaparozhie y Dnipropetrovsk, y ocurre a pocas horas de que comiencen las elecciones presidenciales.

La decisión es considerada una provocación contra el gobierno prooccidental de Kiev, que lleva adelante una “operación antiterrorista” para controlar a las fuerzas rebeldes prorrusas que se han hecho fuertes en distintas regiones del este del país. A esas fuerzas se han unido incluso miembros de las fuerzas militares ucranianas, que han desertado, así como policías y otros funcionarios públicos.

La ceremonia de firma del acuerdo fue custodiada por hombres armados con metralletas, entre otras fuertes medidas de seguridad. La televisión estatal rusa fue el único medio admitido al acto, que se realizó a puertas cerradas. Las “repúblicas populares”, donde la cultura rusa tiene una gran influencia, habían declarado su independencia a mediados de mayo tras la celebración de referendos no reconocidos internacionalmente.

No hay ni votos para el domingo

Los firmantes del documento fueron el primer ministro de la “república popular” de Donetsk, Alexandr Borodai, y el líder separatista y jefe del poder Legislativo de Lugansk, Alexei Kariakin. Borodai es ciudadano ruso, según Kiev. El primero en hablar de “Nueva Rusia” fue Vladimir Putin, en referencia a los territorios ucranianos cercanos al Mar Negro y controlados desde el siglo XVIII por el imperio ruso.

Los insurgentes reconocieron que en sus filas se ha producido una división entre quienes apoyaban el acto realizado este sábado y otros, que esperaban ver dentro de Nueva Rusia a las ochos regiones surorientales de Ucrania donde el ruso es el idioma más hablado. El autoproclamado gobernador de Donetsk, Pavel Gubarev, aseguró que eso será remediado. “Llamaremos a nuestro estado Nueva Rusia. En él ingresarán las ocho regiones del sureste de Ucrania”, afirmó.

Los rebeldes se proponen, y posiblemente consigan, boicotear las elecciones presidenciales de este domingo, donde unos cinco millones de electores de Donetsk y Lugansk están llamados a las urnas. Sin embargo, en ninguna de las regiones se han instalado las mesas para sufragar, pues los insurgentes se han tomado los colegios, donde han instalado incluso morteros, y se apoderaron de las imprentas, por lo que los votos no pudieron imprimirse.

DZC (dpa, EFE)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon