Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

UGT y CC OO reclaman una reforma ambiciosa de la Constitución

EL PAÍS EL PAÍS 02/06/2014 Manuel V. Gómez

Tanto UGT como CC OO reconocen el papel que ha jugado el rey Juan Carlos en la “consolidación de la democracia”. Para Cándido Méndez, líder de UGT, ese rol ha sido “muy positivo”, “más allá de lo que haya pasado en los últimos años”. Para CC OO, ese papel merece un “reconocimiento”. Sin embargo, para ambas centrales, llegado este momento de la abdicación del Rey es el momento de hacer una reforma ambiciosa de la constitución. La anunciada por Rajoy es “insuficiente”, según el adjetivo del sindicato dirigido por Ignacio Fernández Toxo.

Méndez, en una rueda de prensa en Badalona, ha pedido que se aproveche el momento para reformar la constitución. “El hecho de que el príncipe de Asturias sea el nuevo rey, debería significar la apertura de una nueva etapa. Y ahí habría abrir una reflexión en profundidad de los contenidos de la constitución. Habría que abrir una reflexión sobre en qué sentido habría que reformarla”, ha añadido. En opinión del líder de UGT, esta reforma tendría que caminar en dos sentidos: territorial y participación ciudadana. Sin decirlo abiertamente, en el primer punto Méndez se posiciona claramente en la opción por un estado federal. En el segundo, lo que pide el sindicalista es que se consulte a más los ciudadanos a través de referéndum en las grandes decisiones y cambios constitucionales.

más información
  • El Rey anuncia su abdicación
  • El mensaje: “Cuando vuelvo atrás la mirada no puedo sino sentir orgullo y gratitud”

Para CC OO, la constitución de 1978 muestra “signos de agotamiento que no pueden despacharse con la renuncia al trono del rey y el blindaje del aspirante a la Corona, el príncipe Felipe de Borbón”. De ahí que reclame “un nuevo y amplio consenso social y político” y una vez esto se consiga haya un refrendo ciudadano. CC OO no ha desaprovechado la ocasión de reclamar que “ninguna reforma de la Constitución, por importante que sea, puede despistar al Gobierno, en primer lugar, a los poderes públicos, a las formaciones políticas y a las organizaciones sociales y económicas, de su principal responsabilidad: salir de la crisis, reactivar la economía, crear empleo y atender mientras tanto a las personas que peor lo están pasando, como viene proponiendo CCOO con el Pacto por el empleo y la cohesión social”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon