Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un concurso público para divulgar la gastronomía valenciana levanta polémica

La Vanguardia La Vanguardia 30/05/2014 null

Málaga/Valencia (EFE).- El concurso convocado por la Agencia Valenciana de Turismo para promocionar la gastronomía de la Comunitat a través de "un cocinero de reconocido prestigio" ha generado críticas en el sector e incluso la protesta de uno de los más reputados chefs de la región, el triestrellado Quique Dacosta.

Este organismo público ha convocado un concurso, mediante el procedimiento de negociado sin publicidad, para contratar durante un año a un cocinero "en posesión de estrellas Michelin, soles Repsol o similares" que trabaje en la promoción de la culinaria valenciana por un presupuesto máximo de 59.000 euros más IVA.

El problema, a juicio de los chefs, es que no se evalúan los méritos profesionales y se prima la rebaja sobre el precio de licitación (60 de los 100 puntos máximos) sobre las acciones de promoción, como si de la adjudicación de una obra se tratase.

La Agencia -que depende de la Conselleria de Economía, Empleo y Turismo- asegura que por el momento no ha recibido ninguna queja relacionada con este asunto, así como que está abierta a explicar el procedimiento del contrato a quien se lo solicite.

Añade que para promocionar la gastronomía valenciana "se consideró oportuno iniciar este expediente de contratación regido por la ley de contratos de las Administraciones Públicas" por el que se invita a cuatro cocineros "de reconocido prestigio nacional e internacional, acreditados con estrellas Michelin y soles Repsol, para contar con uno de ellos como imagen de la Comunitat".

La Agencia Valenciana de Turismo ofreció participar a reconocidos chefs como Quique Dacosta, con tres estrellas Michelin y tres soles Repsol en el restaurante que lleva su nombre en Dénia (Alicante); a Ricard Camarena, con una estrella y tres soles en Valencia, y a Susi Díaz, con una estrella y dos soles en La Finca (Elche).

Estudiadas las bases -que exigen, entre otras acciones, la participación en las próximas ediciones de Fitur, Madrid Fusión y San Sebastián Gastronómika, apariciones en prensa nacional e internacional y ofrecer clases magistrales de cocina-, Quique Dacosta ha dirigido una carta de protesta al organismo público, cuya iniciativa tacha de mercantilista.

"Me doy cuenta de que lo importante no son los méritos, ni el trabajo que podamos haber realizado tanto mis colegas como yo. El privilegio de ser imagen oficial se concederá a aquel cocinero, de los seleccionados, que oferte un mayor número de 'actos' y un precio inferior en cada uno de ellos. (...) Sinceramente, estas no son las formas", dice en su escrito.

"Me parece que es de poca consideración un planteamiento en el que la valoración del prestigio y del buen hacer de nosotros como cocineros más mediáticos, se haga a la baja. Y digo a la baja porque nos enfrenta a valorar unas acciones que en muchos casos ya hacemos. El mínimo en todo y el que menos cobre", añade el cocinero.

Aunque sabe que existen normas de contratación que priorizan el aspecto económico, considera que éste no debería ser el caso. "Si el problema es de dinero, que entiendo que lo sea en los tiempos que corren, prefiero seguir haciéndolo gratis a venderme a la baja", por lo que, a modo de protesta, ha presentado su oferta por un euro.

Dacosta recuerda que tanto su trabajo como el de sus colegas contribuye a difundir una imagen favorable de la Comunitat Valenciana, de sus productos y de su cocina.

"Nunca he cobrado hasta ahora por ser imagen -no oficial- de la Comunidad en el aspecto culinario, y sin duda lo he sido para los periódicos, las televisiones, las guías, los profesionales, y sobre todo los clientes de todo el mundo que visitan nuestro Quique Dacosta Restaurante. Quiero continuar mi trayectoria. Por eso he optado al concurso y he presentado la oferta de un euro", explica.

Dacosta, cuyo restaurante figura entre los 50 Mejores del Mundo y que el año pasado fue nombrado doctor "honoris causa" en Bellas Artes, también aclara con esta carta su decisión a sus colegas de la cocina, "un mundo exigente y competitivo, sí, pero en el que valores y su ética van, y deben ir, más allá del mercantilismo que pretende imponernos un concurso como éste".

Por su parte, Ricard Camarena, que no ha concurrido al concurso, también ha criticado sus bases. "Si quieren que un cocinero represente a la Comunidad Valenciana lo importante no es el precio ni es bueno que nos pongan a competir económicamente entre nosotros", ha dicho hoy.

"No estamos hablando de la adjudicación de una obra, hay muchas cosas subjetivas", añade quien se muestra más partidario del sistema por el que optó la Comunidad de Madrid, que nombró directamente al triestrellado David Muñoz "embajador de la marca Madrid".

Otra de las convocada, Susi Díaz, no ha podido responder por encontrarse grabando el programa "Top Chef", aunque desde su restaurante han indicado que no ha concurrido al concurso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon