Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un exdirigente del PSOE de Marbella ocultó 1,5 millones en un banco de Andorra

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 27/09/2017 Joaquín Gil, José María Irujo
El abogado Jaime Olcina (izquierda) junto al exalcalde socialista de Marbella José Bernal en 2008. © José Sánchez El abogado Jaime Olcina (izquierda) junto al exalcalde socialista de Marbella José Bernal en 2008.

La mención al depósito de Olcina aparece en un escrito interno del banco de abril de 2012. El letrado ocupaba entonces el cargo de Secretario de Política Municipal de la Ejecutiva del PSOE de Marbella.

El abogado prestó después sus servicios a este consistorio de la Costa del Sol. El ayuntamiento presidido por el socialista José Bernal le fichó como asesor externo del área de Proyectos Estratégicos entre 2015 y 2016. Bernal abandonó el cargo el pasado 1 de septiembre tras una moción de censura que permitió a la popular Ángeles Muñoz recuperar la alcaldía.

Asesora al partido en materia jurídica y ha pertenecido a su ejecutiva

Olcina reaccionó así cuando este periódico le leyó el acta de la BPA: “Me pilla de nuevas. Es bastante significativo lo que dice. Voy a cortar la conversación. Adiós”. Y colgó.

El letrado negó en una segunda conversación tener una cuenta en la BPA, rechazó mantener relación con esta entidad a través de sus empresas y redujo su vínculo con el Principado al “veraneo”. Sobre la operación inmobiliaria que describen las actas internas, zanjó: “Llevo 20 años haciendo operaciones en Marbella”.

ampliar fotoActa interna del departamento de Compliance (cumplimiento) de la Banca Privada d'Andorra (BPA) donde se menciona al abogado Jaime Olcina.EL PAÍS

La mención al letrado aparece en un acta titulada “Jaime Olcina”. El documento tiene el epígrafe “Análisis de la operatoria”. Y describe así el perfil de los clientes: “Dos hermanos, uno vive en Panamá y otro en Marbella. Los clientes han hecho un ingreso en efectivo de 1.000.000 euros y 500.000 euros. Querían ingresar hasta 5M para una operación de financiación. A través de una sociedad andorrana querían hacer una ampliación de capital de una sociedad española para comprar un préstamo del Banco Santander que tiene como garantía hipotecaria una finca”, recoge el escrito.

El texto prosigue: “Los clientes han aportado documentación relativa a las fincas embargadas, un contrato de gestión urbanística y documentación relativa a la recalificación de las fincas. Solicitamos al cliente que el resto del dinero llegue desde un banco. Y la documentación correcta justificativa, de lo contrario no se aceptará”.

El letrado lo niega y afirma que él solo ha ido a Andorra de veraneo

El acta recoge también un encuentro con los trabajadores de la BPA. “Celebrada una reunión con los clientes, dicen que aportarán el certificado del cambio de calificación urbanística de las fincas y que el resto del capital llegará por transferencia con copia del contrato de préstamo que hará el inversor para la ampliación de capital de la sociedad”.

Olcina y su hermano no volvieron a contactar con los empleados de la entidad tras conocer las condiciones. “Los clientes no han vuelto, el plazo de 90 días finaliza el 30 de abril. Comentaremos con Paquito y Cristina”, zanja el texto.

El exalcalde del municipio malagueño José Bernal reconoce que Olcina “sigue asesorando al PSOE como abogado”. “Nos ayuda desde hace más de una década. Sabe bastante de Derecho”, admite.

La conexión de Olcina con la política de la Costa del Sol se remonta a 2003. El letrado figuraba entonces como patrón en una fundación presidida por la ex primera teniente de alcalde del municipio Isabel García Marcos, condenada en 2013 a tres años y seis meses de prisión y a una multa de 700.000 euros por el caso Malaya.

El diario El Mundo informó en abril de 2016 que Olcina manejó dos sociedades en Panamá y una fundación de interés privado. El abogado calificó entonces esta última entidad de “transparente”. Justificó su existencia en el marco de la gestión de donativos de su familia a la Iglesia de Panamá. "Tenemos familia en Panamá, donde vamos desde 2006", indicó.

Las autoridades financieras de EE. UU. precipitaron en marzo de 2015 la intervención de la BPA. Denunciaron que bandas criminales recurrieron a sus depósitos para blanquear capitales aprovechando la opacidad del Principado.

 investigacion@elpais

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon