Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Un extranjero aprecia las diferencias entre regiones de España pero quizá no ve las dificultades'

El Mundo El Mundo 30/05/2014 BEATRIZ RUCABADO

Conocido por novelas románticas como 'Perdona si te llamo amor' y 'A tres metros sobre el cielo', con la que saltó a la fama, Federico Moccia (Roma, 1963) cree firmemente en el amor, pero en el de "de todos los días" y "bajo distintas formas". Es por eso que en su última saga, iniciada con 'Ese instante de felicidad', el sentimiento aparece bajo distintas prismas, desde la amistad y el recuerdo de una relación que ha terminado hasta el existente entre padres e hijos. El escritor continúa ahora esta historia con 'Tú, simplemente tú', que publica también Planeta y cuya trama pasa por Hondarribia. Moccia presenta la novela este viernes a partir de las 18.00 horas en la Feria del Libro de Bilbao, donde firmará ejemplares hasta las 21.00 horas.

En él, el protagonista masculino, Nicco, emprende un viaje tras los pasos de María que lo lleva a descubrir la geografía española, pero también a sí mismo. "A veces, para buscar en nuestro interior proyectamos nuestro amor en otro, pero luego hay que ver cuánto parte de esa persona se corresponde con la realidad; Nicco emprende un viaje a su interior, pero acabará sorprendido y descubrirá que María es mucho más de lo que él había imaginado", explica Moccia.

La historia de Nicco y María, dos jóvenes que se conocen en Roma, nació de la sugerencia de incluir una protagonista española que le hizo una fan al autor de novelas como Perdona si te llamo amor y Tengo ganas de ti, que llenó de declaraciones de amor en forma de candados los puentes de ciudades de medio mundo. Para la continuación, Moccia sabía que quería que los protagonistas salieran de Roma. "Suelo ver muchos extranjeros que vienen a mi ciudad, pero me divertía explorar justo lo contrario, cómo se sentirían dos chicos de Roma siendo extranjeros en España cuando ni siquiera hablan bien el idioma", explica.

Fue así como Nicco y Gio emprendieron el viaje a España, tras los pasos de María. Moccia tenía también una idea clara de que debía alejarse de destinos para los italianos como Madrid y Barcelona y fue así como inició un recorrido por la geografía del país para encontrar enclaves, que sometió después a votación popular. Los elegidos fueron finalmente Vic, en Cataluña; Vejer de la Frontera, en Andalucía, y Hondarribia, "el último punto" del país, cara a cara con la frontera francesa, del que le cautivaron "el paisaje, la fuerza y la intensidad".

Esta diversidad de localizaciones le ha permitido explorar, además, la diferencia de matices de las distintas regiones de España, un poco en la línea de 'Ocho apellidos vascos', cuyo éxito le ha "fascinado", y reflejar "la belleza de ser español con matices de vasco, de andaluz y con un poco de Cataluña". "Un extranjero aprecia las diferencias entre las distintas regiones, aunque quizá no ve igual las dificultades", matiza.

Pese a la experiencia positiva de que la historia haya sido capaz de establecer una "relación" con los lectores españoles, que se implicaron en un concurso para elegir los escenarios de la novela, para su siguiente proyecto Moccia sabe que tendrá que abstraerse de las opiniones de los lectores. Diez años después de su publicación en Italia, el autor ha decidido dar continuidad al dúo de novelas 'A tres metros sobre el cielo' y 'Tengo ganas de ti'. Y aunque sabe que el público está dividido entre las dos protagonistas femeninas, Baby y Gin, para la tercera entrega escuchará sólo los sentimientos de Step. "Quiero escribir un final en el que sienta que él es feliz", subraya.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon