Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un grupo de alcaldes del PSC aseguran que facilitarán la consulta del 9-N en sus municipios

La Vanguardia La Vanguardia 10/06/2014 null

Barcelona (Redacción).- La Generalitat ha recibido cartas de ayuntamientos socialistas como Sant Just Desvern, Sant Andreu de la Barca, Malgrat de Mar, Palafruguell, Palamós y Camprodon en que aseguran a la vicepresidenta, Joana Ortega, que puede contar con ellos para llevar adelante la consulta si es legal aunque no exigen que sea acordada, que es la posición oficial de Pere Navarro. Uno de ellos, el primer secretario del PSC en Girona, el alcalde de Palafruguell y diputado al Parlament, Julio Fernández, es uno de los que apoyaría la consulta aunque no esté pactada: "Como alcalde, si el presidente de la Generalitat hace un decreto de convocatoria, y este decreto se ajusta a la ley y en el momento de la consulta no está impugnado, estoy obligado a colaborar, no tengo ningún problema. Colaboraremos y pondremos el ayuntamiento al servicio de la consulta", señala en respuesta a la carta que la vicepresidenta envió en marzo a todos los municipios pidiéndoles compromiso y colaboración para la consulta.

Algunos de ellos han explicado a RAC1 la respuesta que han dado y, la única condición que ponen al Govern es que la consulta sea legal, al amparo de la ley de consultas del Parlament, y que el Estado la tolere, es decir, que el Constitucional no la suspenda. Lo ven difícil, pero si es así aseguran que colaborarán.

En este sentido se expresa por ejemplo el alcalde de San Andrés de la Barca, en el Baix Llobregat, Enric Llorca. "Si la ley de consultas está aprobada y el estado no interviene y, por tanto, está en vigencia y es lo que marca la ley, apoyaríamos", aclaró.

También en el Baix Llobregat, el alcalde de Sant Just Desvern, Josep Perpinyà, explicó la respuesta a la carta de la Generalitat hace unas semanas en el pleno municipal: "Si el Parlament de Catalunya convoca la consulta, este ayuntamiento facilitará que se haga. Y si el presidente del país dice que se hace y está amparada por la legislación, que entiendo que en el Parlament es así, este ayuntamiento facilitará la consulta", aseguró.

La alcaldesa de Palamós, en el Baix Empordà, Teresa Ferrés, lo ve como una cuestión de lealtad al Parlament: "Consideramos que la colaboración y la cooperación interadministrativa es un principio general de actuación de nuestras adminitraciones. Por tanto, restar a su disposición y esperando que se perfile en qué se concreta esta ayuda que se pide", responde

El mismo argumento que, desde Malgrat de Mar, en el Maresme, ha dado la alcaldesa, Conxita Campoy. "Si se aprueba esta ley y en el Parlament de Catalunya no es impugnada, no hay recursos y está aprobada, la alcaldesa no debe colaborar, debe obedecer, que es lo que me toca".

Unas posiciones bastante alejadas de las de la actual dirección del PSC. El alcalde de Cornellà de Llobregat y mano derecha de Navarro, Antoni Balmón, contestó a la carta de Ortega diciendo que no pensaba colaborar en ninguna consulta que no fuera pactada con el Estado. Otros alcaldes socialistas, como el de Lleida y el de Tarragona, no han respondido.

Un total de 423 alcaldes de los 946 del país (poco menos de la mitad) ya han respondido a la carta que Joana Ortega les envió en marzo pidiendo colaboración para la consulta. Prácticamente todos, 404, apoyan (entre ellos, el de Barcelona). Otros 14 alcaldes rechazan el apoyo y 5 expresan dudas, según explica el Departament de Gobernació.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon