Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un hincha, a una niña de 14 años: "No vales para arbitrar, pero sí como prostituta"

El Correo El Correo 10/09/2015 Iñaki Juez

La joven Zaira Morales, durante su entrevista radiofónica. © El Correo La joven Zaira Morales, durante su entrevista radiofónica. Hay insultos que pueden hacer mucho daño. Y más cuando solo se tiene 14 años. Es lo que le sucedió a Zaira Morales, una chica asturiana cuya máxima ilusión era ser árbitro hasta que un aficionado se la quitó de raíz con unas pocas palabras. Las suficientes para que esta adolescente apasionada del fútbol no quiera ni oír hablar de volver a vestir de negro. Jamás. Durante un partido de alevines en el estadio de Gijón Industrial, el hincha la mandó a ejercer la prostitución antes de seguir pitando. Un acto más de violencia machista, aunque no hubiera agresión física de por medio.

Y todo porque, a juicio del aficionado, Zaira no vio una mano. Entonces, el padre de uno de los jóvenes jugadores gritó desde la grada: "No vales para arbitrar pero sí para trabajar en una casa de citas". Como es lógico, enfiló el túnel de vestuarios con ganas de llorar ante una situación que se había repetido a lo largo de la temporada. "Si hago una cosa es porque me gusta. Y me gusta arbitrar, pero no pasarlo mal", reconoció la menor en el programa radiofónico 'Partido a las 12' de la Cadena Cope.

Su testimonio, que estremeció a la audiencia de la emisora, saltó casi de inmediato a las redes sociales que se solidarizaron con la joven con el hastag #AnimoZaira con la sana intención de que cambie de opinión y vuelva a dedicarse a hacer lo que más le gusta. Asimismo, los internautas ponían de manifiesto las conductas violentas de muchos padres en este tipo de encuentros de fútbol base, donde se viven situaciones de gran tensión que muchas veces derivan en episodios de violencia física y verbal. Actos vergonzosos protagonizados por unos supuestos adultos que en nada ayudan a la educación de los chavales que están sobre el terreno de juego. Árbitros incluidos.


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Correo

image beaconimage beaconimage beacon