Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un instituto de Alicante expulsa a dos alumnos por un supuesto acoso a un menor hemofílico

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 27/09/2017 Manrique C. Sánchez
Alumnos de instituto participando en una tutoría contra el acoso escolar. © Albert García Alumnos de instituto participando en una tutoría contra el acoso escolar.

La policía de Alicante ha abierto una investigación tras la denuncia presentada por la madre de un menor, un niño de 13 años que padece hemofilia y tiene reconocida por ello una minusvalía, tras ser supuestamente agredido por varios compañeros a la salida del instituto de enseñanza secundaria al que asisten todos ellos en un barrio de la ciudad. Los agentes de la comisaría alicantina han tomado declaración ya a varios de los implicados y tratan de determinar si la víctima estaba sufriendo acoso escolar, han confirmado este martes fuentes policiales.

MÁS INFORMACIÓN

  • Detenidas cuatro menores por acosar y golpear a una chica de 15 años en Alicante
  • Un menor apuñala a cinco compañeros en un instituto de Alicante
  • Psicólogos en precario para el teléfono del acoso escolar

El presunto responsable de la agresión es un compañero de clase, que también tiene 13 años y por tanto es inimputable. El resto de los implicados, entre ellos un hermano mayor del anterior, se habrían dedicado a “jalearle” en los empujones que propinó al afectado. Ambos hermanos han sido ya expulsados del instituto El Pla, han informado desde la Consejería de Educación, después de que la dirección del centro activara el plan valenciano contra la violencia en las aulas, conocido como Plan Previ.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles a la salida del centro escolar. Según se recoge en la denuncia presentada este viernes por la madre de la víctima, su hijo estaba siendo molestado en clase por un compañero, por lo que se lo contó a un profesor, que decidió expulsar al alborotador de clase.

Cuando el afectado salió a la calle acompañado de un amigo, el alumno expulsado le estaba esperando para vengarse junto a un hermano mayor y otros cuatro chavales. La madre asegura que fue derribado y recibió numerosos puñetazos que le provocaron diversos hematomas por los que tuvo que ser atendido en un centro hospitalario.

La policía, sin embargo, responsabiliza únicamente de la agresión, que reduce por el momento a una serie de empujones, al alumno que fue expulsado de clase, quien no puede ser detenido al no tener aún 14 años y estar exento de responsabilidad penal, como establece la Ley del Menor.

Los agentes han interrogado ya a varios testigos e implicados en los hechos y han puesto el caso en conocimiento de la Fiscalía de Menores de Alicante. La investigación trata de determinar ahora si la víctima sufría un caso de bullying.

La madre sostiene en su denuncia que el presunto agresor y otros compañeros no han dejado de burlarse de su hijo y de hostigarle desde que se inició el curso escolar, el pasado 11 de septiembre. De hecho, el afectado ha estado varios días sin acudir a clase, lo que había motivado la convocatoria de una reunión de la comisión de absentismo del instituto, según informa Europa Press. La dirección del centro ha aplicado a este caso el Plan Previ y ha expulsado a los dos hermanos durante cinco días para prevenir nuevos episodios de violencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon