Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un juez condena al Ayuntamiento de Soria a quitar unas canchas deportivas por el ruido

Logotipo de Cadena SER Cadena SER 28/09/2017 Alberto Pozas

Un juez ha condenado al Ayuntamiento de Soria a deshacerse de unas pistas deportivas municipales por el ruido que, durante años, ha asediado a un matrimonio y les ha provocado incluso daños psicológicos. La sentencia entiende que el consistorio soriano ha estado siete años desoyendo las quejas de estos vecinos y además le condena a indemnizarles con 12.000 euros y a hacerse cargo de las costas del proceso. 

© Proporcionado por Cadena SER © Proporcionado por Cadena SER

La resolución del juzgado número 1 de lo contencioso-administrativo de Soria define como una "situación intolerable" lo vivido por este matrimonio que vive a apenas unos metros de estas pistas deportivas con cancha de fútbol y baloncesto en la Avenida de Aragón de la ciudad: ruidos constantes de balonazos, gente colándose en un jardín que han dejado de usar para recuperar pelotas perdidas, objetos rotos e incluso tener que abandonar su casa los fines de semana para poder dormir tranquilos. 

Entre otras consecuencias, los psicólogos también han acreditado que la pareja "sufre claras y evidentes consecuencias psicológicas y emocionales ante la violación de la tranquilidad de su hogar", con ansiedad e incluso una baja médica por un síndrome ansioso-depresivo. Uno de los peritos que declaró en el juicio definió esta pista deportiva municipal como "un sonajero" por su estructura, propensa según afirmó a producir gran cantidad de ruido. 

Ante esto, el juez explica que la primera queja se interpuso en 2010, hace siete años, sin que desde entonces el consistorio haya movido ficha, al menos hasta que se abrieron diligencias judiciales: por el camino, señala la sentencia, quedan nueve denuncias ante la Policía y una promesa de vigilar mejor las canchas cuando en diciembre del año pasado ya un arquitecto municipal certificó que la reclamación de los vecinos era "justificada". 

La "única solución posible"

En su sentencia, el juez Carlos Sánchez estima íntegramente la petición de este matrimonio y condena al Ayuntamiento de Soria por "inactividad administrativa", acusando al consistorio de haber estado "vulnerando los derechos fundamentales a la integridad física y moral, a la intimidad personal y familiar y a la inviolabilidad del domicilio" de los dos vecinos, condenándole a pagar 6.000 euros a cada uno y ordenando "la retirada inmediata de la cancha deportiva y su traslado a otra zona". 

El magistrado explica "la única solución posible es la eliminación de la pista, pues es incompatible con los derechos de los vecinos", reprochando al consistorio que "es evidente que nada se ha hecho durante siete años y no se ofrece ninguna garantía de que vaya a cumplirse en el futuro" en cuanto a vigilar el horario de utilización de las pistas. Estas pistas deben ponerse en marcha, dice el juez, "de forma que respete la ley del ruido y la ordenanza municipal, es labor municipal hacer compatibles los diversos usos", explica. 

El consistorio soriano, que también es condenado a hacerse cargo de las costas del proceso, ya ha interpuesto recurso contra esta sentencia, por lo que todavía no es firme y no se ha abierto la fase de ejecución. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Cadena SER

image beaconimage beaconimage beacon