Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Investigan “prevaricación” en una oposición policial de Badalona

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 04/10/2017
Edificio central de la Guardia Urbana de Badalona © Image LaVanguardia.com Edificio central de la Guardia Urbana de Badalona

Las oposiciones policiales fueron una cuestión polémica y de la que mucho se habló durante el mandato anterior en Badalona, bajo el gobierno del Partido Popular de Xavier Garcia Albiol. En 2014, dos de ellas estuvieron en el punto de mira, y a pesar de recibir duras críticas e incluso algunas denuncias y recursos, la justicia u órganos pertinentes negaron que hubiera alguna irregularidad. Tres años después, no obstante, uno de los dos procesos, una promoción interna del cuerpo policial, sigue sobre la mesa de un juez por posible prevaricación.

El caso empezaba a darse por cerrado, pero una denuncia ante el Contencioso Administrativo, bajo el paraguas de uno de los sindicatos mayoritarios de la Guardia Urbana, reavivó la llama en 2015. Presentaron una serie de pruebas y documentación que, defendían, demuestran que los mandos de la policía local del momento encargaron los números identificativos de los “futuros cabos antes de empezar la oposición”, lo que demostraría, siempre según la versión de los denunciantes, que conocerían de antemano los ganadores de las diez plazas.

El juzgado de Badalona mantiene el caso abierto y tiene pendiente revisar la nueva información

Entonces, hace un año, la policía judicial se personó en el Ayuntamiento para pedir documentación sobre dicha prueba: información y miles de folios sobre la oposición . Una operación que este septiembre, unos 11 meses más tarde, se ha repetido. Los Mossos, enviados como comitiva judicial, volvieron al Consistorio para requerir nueva documentación de las pruebas y los números identificativos en cuestión.

Según ha podido saber La Vanguardia de fuentes judiciales, el juzgado de Badalona mantiene el caso abierto y tiene pendiente revisar la nueva información ante la posibilidad de que existiera un presunto delito de “prevaricación de autoridades o funcionarios”. La primera vez que se tipifica un posible delito en el caso en cuestión. No obstante, si es que los llegara a haber, todavía no existen nombres concretos de investigados a los que se les pudiera imputar dicha falta.

Pero la de la promoción de cabo y sus números de placa encargados antes de conocer el resultado de las pruebas no es el único proceso sobre el que se han arrojado sospechas. También una oposición en las que un reducido grupo de aspirantes consiguió una nota extraordinariamente alta. Tan alta que no pasó desapercibida y que despertó el recelo y las quejas y recursos de distintos sectores de la ciudad. Ambas son investigadas a día de hoy por el propio Ayuntamiento de Badalona.

Una comisión interna del Ayuntamiento toma declaración a los implicados

Hace cosa de un año, como ya informó la web de La Vanguardia, el pleno del Ayuntamiento acordó crear una comisión interna especial para investigar las hipotéticas irregularidades de ambos procesos. Un órgano que no se puso en funcionamiento hasta hace escasas semanas, y que ya espera un informe con los resultados y las conclusiones.

Y es que la comisión tomó declaración hace unos días a todas las personas que, de una forma u otra, se vieron implicadas en la organización de ambas pruebas, tanto las de acceso como las de promoción a cabo. El comité ha estado formado por un representante de cada grupo político del Consistorio, incluida la alcaldesa Dolors Sabater, además de una funcionaria que ejerce como secretaria y que se encargará de la elaboración del informe concluyente.

El objetivo de esta pesquisa interna, que se desarrolla en paralelo a la investigación judicial, es tener una base compartida por todas las fuerzas políticas que sirva para despejar de forma definitiva las dudas que pesan sobre estas dos oposiciones. Y dictar veredicto sobre si la validez de las mismas es definitivas o el Consistorio se plantease su anulación y repetición, tres años después.

Tras su llegada a la Alcaldía en 2015, el nuevo gobierno decidió indagar por su cuenta y los propios servicios jurídicos del Ayuntamiento elaboraron dos informes. Dos textos que resultaron contradictorios entre sí: ambos admitían ciertas irregularidades en la oposición, pero uno recomienda su repetición y el otro su validación.

Ante la disyuntiva, la alcaldesa pidió a la Comisión Jurídica de la Generalitat que analizara el caso y ayudara a tomar una decisión de peso. El órgano, no obstante, manifestó no poder pronunciarse hasta que Badalona determinara qué hacer con respecto a la prueba.

Todavía no existen nombres concretos de investigados a los que se les pudiera imputar dicha falta

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon