Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un juez ordena a Bankia devolver 112.000 invertidos en acciones

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 EP

El Juzgado número 87 de Primera Instancia de Madrid ha ordenado a Bankia devolver 112.000 euros invertidos en acciones y participaciones preferentes por no informar al cliente de la situación económica real de la entidad en su salida a Bolsa ni de los riesgos de la operación.

El juzgado madrileño ha estimado la demanda de la cliente, defendida por el despacho Forum Jurídico Abogados, y ha anulado la venta de los productos financieros al no haber recibido las explicaciones pertinentes "dada la situación grave de insolvencia de la emisora".

La entidad "obró con total oscuridad, con mala fe, anteponiendo sus propios intereses a los sus de sus clientes, con ocultación de los riesgos de insolvencia cierta en la que se hallaba y haciendo partícipes forzosos de esa insolvencia" a sus clientes, según figura en la sentencia.

"El problema es que silenciaba o no evidenciaba la situación económica, que ya empezaba a ser agobiante para Caja Madrid", prosigue la magistrada, que añade que no se puede exigir al cliente una especial diligencia, cuando la propia entidad, "profesional y experta en la actividad financiera, induce a su personal a apresurar la comercialización sin demasiada complicaciones".

La juez ha fallado que el banco actuó "a sabiendas que estaba captando recursos propios de inversores cuya voluntad no era convertirse en accionistas o partícipes del riesgo y ventura societaria". En este caso, la demandante negoció primero con Caja Madrid y después con Bankia, pensando que su dinero estaba invertido en depósitos a plazo o productos seguros ya que su intención no era especular con él, sino ahorrar para cubrir las necesidades de sus hijos.

La demandante asegura que no recibió información concreta de los títulos y además los formularios bancarios que se le entregaban ya estaban rellenos. El abogado de la demandante Miguel Angel Hortelano ha considerado que esta sentencia "abre una nueva vía para todos los accionistas que acudieron a las suscripción de acciones y que han terminado sufriendo graves pérdidas y perjuicios, incluso para los casos en los que ya se hubieran desprendido de esas acciones, puesto que la resolución dictada pone especialmente el acento en la ocultación de la situación económica real de la entidad".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon