Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un mes y medio para sacarse el DNI

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 24/09/2017 Antonio Jesús Mora Caballero
Varias personas esperan la apertura de la oficina para el DNI en la comisaría de Blas Infante, en Sevilla. © PACO PUENTES Varias personas esperan la apertura de la oficina para el DNI en la comisaría de Blas Infante, en Sevilla.

En siete de las 10 comisarías de la provincia de Cádiz en las que se puede obtener el DNI, la cita más próxima que podía conseguirse este jueves era para noviembre. En Madrid, ocurría lo mismo en 13 de sus 34 oficinas. En Valencia, en la mitad de sus 14 puntos... En España, el tiempo medio de espera para sacar o renovar el documento de identidad es de 46,26 días (23,89 para el pasaporte), según los datos facilitados, a fecha de principios de julio, por el Gobierno a una pregunta escrita de la senadora María Isabel Mora (Podemos).

MÁS INFORMACIÓN

  • Saturación en las oficinas de la policía para renovar el DNI
  • Así se reparte la oferta de empleo público anunciada por el Gobierno

En dicha respuesta, la Administración señala que las esperas se han reducido más de un 11% tras el plan de choque puesto en marcha el año pasado por el Ministerio del Interior. Los sindicatos califican las medidas adoptadas como "insuficientes". "Es cierto que se ha reducido algo la espera en estos meses, pero en octubre volveremos a las andadas", señala el secretario general de CC OO en el Ministerio del Interior, Fernando García.

La saturación que este servicio viene sufriendo desde hace dos años ha llegado a provocar que las esperas superasen los 60 días en diferentes ciudades, tal y como recuerda el responsable sindical. "Las oficinas de provincias como Madrid, Cádiz, Sevilla, Salamanca, todo País Vasco, Barcelona y la costa de Málaga han llegado a colapsarse", afirma. Ante esta situación, y como se recoge en la respuesta a la senadora, el Gobierno asegura que el tiempo de espera se ha reducido gracias a medidas como la "renovación de los equipamientos informáticos, un aumento en la partida destinada a horas extraordinarias y la reciente publicación de una oferta de empleo público extraordinaria", con 150 vacantes.  

Estos argumentos son rebatidos por el sindicato. "El Gobierno aseguró que antes de verano se incorporarían 130 trabajadores y, hoy por hoy, no ha entrado ni uno. Después anunció la convocatoria de empleo con otras 150 vacantes. No confiamos en que entre nadie antes de final de año", apunta García, quien, no obstante, reconoce que "algo es algo". "La incorporación de casi 300 trabajadores es un avance, pero insuficiente, más cuando hay 1.310 vacantes", agrega García. Sobre este punto, fuentes del Cuerpo Nacional de Policía se limitan a recordar la convocatoria de empleo y aseguran que desconocen si ha habido alguna incorporación.

Asimismo, el responsable sindical apunta que en este periodo se han cambiado casi 2.000 ordenadores. "Pero solo los pc, no se han cambiado ni impresoras, ni escáneres,... es como si a un caballo viejo le pones una silla nueva, sigue sin poder correr", explica García. "Nuestras impresoras tardan dos minutos, mientras que otras nuevas solo 45 segundos; los escáneres, cinco minutos; los nuevos, solo dos", agrega Javier Martínez, miembro de la ejecutiva sindical y responsable del grupo de trabajo de policías. "Se han renovado los equipos necesarios para conseguir que la expedición sea más rápida", explican dichas fuentes policiales. En cuanto a las horas extras, García reconoce que se han dado "al libre albedrío", pero que al coincidir con el periodo vacacional "poco se ha notado". 

En su respuesta a la senadora, el Gobierno mantiene que para atajar esta situación no solo se han mantenido las medidas puestas en marcha el año pasado, sino que además "se han ampliado". "Las medidas adoptadas de reasignación de efectivos a funciones de atención al público y aquellas orientadas al aumento de la productividad y la mejora de la atención al público, que serán mantenidas, han demostrado su eficacia al constatarse un descenso en los tiempos medios de espera en más de un 11%, así como el incremento en la producción de documentos en un 8,3% respecto al año pasado", señala la Administración en dicho escrito. 

Tanto García como Martínez critican la falta de previsión del Ejecutivo central para evitar la saturación de estas oficinas. "El DNI es un documento cíclico por lo que es muy fácil conocer la demanda. Incluso, en un informe de Interior, ya se decía que este año se iban a expedir 600.000 DNI más, y que el año que viene serán 1,2 millones más", afirma García, quien apunta que el tiempo medio de espera debería ser de 10 días, 20 en verano. Martínez también critica que las oficinas recurran a las "citas trampa" para maquillar los tiempos de espera. "Son citas que las oficinas ponen disponibles para fechas inmediatas, como la semana próxima, en el horario del desayuno, antes del horario oficial de apertura...", explica. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon