Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un paciente de Crevillent denuncia que no fue atendido por hablar en valenciano

EL PAÍS EL PAÍS 05/06/2014 Ezequiel Moltó

Acudió al centro de salud con gripe y fiebre y se dirigió en valenciano. Pero el médico "no le atendió porque no le entendió", y la celadora le dijo: "¡Ay qué gracia!, que quiere que le atiendan en valenciano". A partir de ahí, el hombre se quedó "solo y desatendido en la recepción" y "a la vista de que nadie le prestaba atención se fue", según denuncia este jueves en un comunicado de prensa Acció Cultural del País Valencià.

A raíz de este incidente, un juzgado de Instrucción de Elche investiga la denuncia presentada por un paciente de la localidad de Crevillent que denunció a un médico y una celadora del centro de salud de su localidad porque se negaron a atenderle por hablar en valenciano.

Según informa en un comunicado Acció Cultural del País Valencià (ACPV), cuyos servicios jurídicos defienden al hombre, el paciente denunció a los dos sanitarios por discriminación lingüística, un delito que está penado con penas de prisión de entre 6 meses y dos años e inhabilitación especial para trabajo o cargo público.

Tanto el médico como la celadora prestaron declaración, el pasado día 23 de mayo, ante el juzgado ilicitano, donde "negaron parcialmente los hechos" aunque sí "reconocieron haber pedido al paciente que hablara en castellano por no entenderle". Los sanitarios admitieron que "no le practicaron ningún examen o exploración médica". Según Acció Cultural  la instrucción sigue y "quedan diligencias por investigar" antes de concluir la investigación y pasar a al fase de juicio oral.

La investigación llega a instancias de la Audiencia Provincial de Alicante, que ha ordenado al juzgado de Instrucción admitir la denuncia. Según ha detallado ACPV, la Audiencia admitió el recurso porque "concurre el elemento objetivo" que es la negativa "a prestar al denunciante la asistencia" por el hecho de utilizar la lengua valenciana. La Audiencia  estima que "ha existido discriminación lingüística no aceptable por lo que dispone el Estatut d'Autonomia y la Llei d'Us i Ensenyament del Valencià".

En su denuncia, el hombre se apoyó en el artículo 35 de la ley sobre el predominio valencianoparlante del territorio (Crevillent) y que, por tanto, se ha producido "una efectiva lesión en su derecho al uso de la lengua".

Acció Cultural del País Valencià ha explicado que el hombre acudió al centro de salud con síntomas de gripe y fiebre, y se expresó en valenciano, por lo que no fue atendido por el médico porque "no le entendía" y solo hablaba castellano.

Según esta versión, el paciente solicitó ser atendido por otro médico, pero no había nadie más, de modo que pidió una hoja de reclamaciones, momento en el que la celadora dijo: "¡Ay qué gracia!, que quiere que le atiendan en valenciano". A partir de ahí, el hombre se quedó "solo y desatendido en la recepción" y "a la vista de que nadie le prestaba atención se fue".

Ante estos hechos, desde Acció Cultural se ha instado al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y al resto del Consell "a garantizar el derecho de todos los valencianos a utilizar la lengua sin sufrir discriminaciones, más al tratarse de cuestiones referidas a la salud. Porque, ese derecho, como demuestra este caso, no está garantizado". 

En ese sentido, anima los valencianos víctimas de esos casos a "reclamar sus derechos" y "a presentar la correspondiente denuncia". Así, ha insistido que el Servei Jurídic de la entidad "es el instrumento al servicio de la protección de los derechos lingüísticos, abierto a la consulta de cualquier ciudadano".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon