Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un toro de dos para un Fandiño de una

El Mundo El Mundo 04/06/2014 ZABALA DE LA SERNA

Se quedará Iván Fandiño en un torero de una oreja así que pasen los tiempos. Para que Fandiño le corte las dos orejas a un toro de dos habría que resetear a Iván Fandiño. Ni con 'Pelucón' que era toro de dos en 20 pases. Por encastado y humillador. Iván, que presume de ser de Orduña y que no es de ninguna parte, más que de sus apellidos gallegos, y tampoco, decidió ayer ser el chulo del vídeo de Maitetxu mía que grabó por Navidad en euskera y no brindar al Rey de España en la última Corrida de la Beneficencia que presidía. Pero una vez que se opta por la libertad de eludir el protocolo y, sobre todo, el sentimiento de toda la afición española, lo que hay que echarle es dos cojones al toro al que hay que cortárselas toreando. Que era lo que el toro encastado de Alcurrucén exigía. Y si Iván, para abrir la Puerta Grande, lo que tiene que hacer es echar mano de la suerte de matar sin muleta, que lo haga, 'no problem'. Como Antonio José Galán todas las tardes. Pero, hombre, a ese quinto es al que hay que majar. Al otro de Alcurrucén también le tenía que haber cortado una oreja. Menudas hechuras tuvo toda la corrida de toros cuesta abajo en una feria de toros cuesta arriba. Qué bien lo picó Bernal, por cierto. Y qué magníficamente galopó 'Corneta', hermano del toro de Castella de Arles en 2013. Buen toro a menos.

De la corrida de Alcurrucén, el de más calidad fue 'Rompepuertas'. Yo no sé por qué la mayoría de las veces la clase se junta con la falta de potencia. Mas la frase es eterna: «Qué pena, si llega a tener algo más de fuerza». Pero es que si tuviese esa fuerza carecería de esa clase. El tipo del toro era de enamorarse, y Juli se enamoró desde el capote de manos bajas. Tocado arriba 'Rompepuertas' por la gracia de Dios, Fandiño intervino por gaoneras con muchos redaños. Pero la majeza de la réplica de Julián por cordobinas, una chicuelina de apertura y una media extraordinaria, barrió el cojonazo del torero de Maitetxu. Julián reverenció en su ofrecimiento al Rey. Vivas a España se oyeron entonces como varias veces a lo largo de la tarde vivas al Monarca. Y Juli se templó muy mucho por las dos manos sin forzarse ni forzar lo que el toro no admitía. A la corrida de Alcurrucén le faltó eso que hace falta en Madrid, esa caña de 'Pelucón', por ejemplo. Julián cortó una oreja muy protestada en la que no entro ni salgo. El tacto de su hacer quedó. Como el quite al cuarto de nombre 'Herrerito', que se desfondó en su bondad.Con el capote ayer Julián lo bordó en sus vuelos y en sus hechuras.

Talavante está toreando mejor que nunca, pero se le han ido tres tardes en Madrid con más que posibilidades. Un toro de mejor inicio de muletazo que final, muy noble, muy fácil, al que por hache o por be no apretó en su suelta ida. Hacía tercero de la tarde. La hora de tirar la moneda aire sonó con el último. Trallero. De cara o cruz. Alejandro, como toda la corrida, se escondió mucho a diferencia de los otros días descarados. El toro arreaba para cerrar la Beneficencia, y Tala no dio ese paso adelante con un toro que sin ser la excelencia en Madrid te hace rey o cortesano. AT tiró la toalla. Y verdaderamente lo siento. De corazón. Este presentará junto a Juli y Morante la cosa esa de Vistalegre del 27 de septiembre que se llama 'The Maestros' con la Sinfónica de la Comunidad de Madrid. The Maestros, con the muleta y the capote, ayer en Madrid y vamos a dejarnos de capulladas. Y con the bull. Que ayer sin romper del todo saltaron unos cuantos al ruedo de Las Ventas.

A fin de cuentas, la corrida más hechurada de la feria junto a la de Parladé, y como ella, pero de otro modo, se fue sin catar. Si alguien dice que los alcurrucenes hacen de juampedros y los juampedros de alcurrucenes no se los cree ni Dios. Faltaron finales, cierto, pero no hechuras.

Tocaba la hora del estertor de la última Beneficencia presididia por Don Juan Carlos; la próxima dictará la hora de Don Felipe. Y volveremos a gritar ¡viva al Rey! Al nuevo Rey de los toreros.

Subieron al Palco los toreros y también Fandiño. En l próximo videoclip euskaldun se espera que corte las dos orejas de Maitetxu o la que salga por toriles, pero en Madrid y con el Rey de España presente a Iván de Orduña se le fue la ocasión de ser la figura del toreo que persigue. Todo a la postre sale. La clase, el fondo, la torería... Por la Puerta Grande mejor. Y sin muleta Antonio José Galán. Pero todas las tardes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon