Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una empleada vincula a Cascos con los contratos entre Aena y la trama Gürtel

EL PAÍS EL PAÍS 24/04/2014 Fernando J. Pérez

Una trabajadora de la empresa pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) durante el mandato de Francisco Alvarez-Cascos como ministro de Fomento aseguró este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que recibió instrucciones para conceder contratos a las empresas de la red Gürtel a pesar de que su oferta no era la mejor técnicamente, informaron fuentes presentes en la declaración. Gracias a estos contratos públicos las sociedades dirigidas por Francisco Correa obtuvieron ingresos de 2,4 millones de euros.

La empleada, perteneciente al departamento de Comunicación del ente público aeroportuario, acudió voluntariamente al Juzgado Central de Instrucción número 5, donde se instruye el caso Gürtel de corrupción en el PP, para ratificar la declaración que realizó el pasado 11 de marzo ante la policía. En aquella comparecencia, la testigo afirmó que “la entrada de Francisco Correa se correlaciona temporalmente con el nombramiento de Francisco Álvarez-Cascos como ministro de Fomento” en el año 2000, en la segunda legislatura de José María Aznar. En concreto, la trabajadora indicó que los tratos con las sociedades de Correa comenzaron con la entrada de Ángel López de la Mota como director de Comunicación de la empresa pública.

Álvarez-Cascos, tras abandonar la Audiencia Nacional el pasado agosto. © ULY MARTIN Álvarez-Cascos, tras abandonar la Audiencia Nacional el pasado agosto.

Según declaró la trabajadora ante la policía en marzo y ratificó este jueves, López de la Mota le dio instrucciones para que la empresa Special Events, dirigida por Francisco Correa, “fuera la adjudicataria” de al menos siete eventos, para lo cual era necesario “establecer unos criterios de adjudicación ambiguos y difusos” determinados por “factores subjetivos”.

En concreto, la empleada declarado que adjudicó en contra de su voluntad los contratos para el montaje del expositor de AENA en seis ferias (dos ediciones de Fitur, ITB, ATC, Maastricht, Expo Ocio y Madrid por la Ciencia) y el acto de colocación de la primera piedra de la T-4 de Barajas, que se celebró en julio de 2000.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon