Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una fiscal de incapacidades dio información confidencial a Afal

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 María R. Sahuquillo, Javier Martín-Arroyo

La fiscal que ha tramitado más casos sobre incapacidades de la fundación tutelar Afal Futuro, Nuria López-Mora, asesoró sobre estos asuntos a su presidenta, Blanca Clavijo, al margen de los juzgados, según revela su correspondencia privada. López-Mora, fiscal coordinadora de incapacidades de Madrid, mantiene una relación de amistad con Clavijo desde hace años. Numerosos correos electrónicos entre ambas, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, desvelan que la presidenta de Afal consultaba habitualmente a la fiscal sobre los casos que tutelaba —especialmente sobre incapacitados con grandes patrimonios— y le solicitaba que intercediera en algunos de ellos con los jueces o con otros compañeros. López-Mora, en respuesta, proporcionó información confidencial a esta fundación, que previamente había recomendado a los jueces como entidad tutelar idónea. La fiscal niega su amistad con la presidenta de Afal Futuro y que exista conflicto de interés.

Cuando la familia, los médicos o los servicios sociales solicitan en los juzgados la incapacitación de una persona adulta, es la fiscalía quien informa sobre la conveniencia de esa medida y aconseja quién debe ser su tutor: un familiar, una fundación tutelar pública o una privada, que puede cobrar por ese papel un porcentaje del patrimonio líquido del incapacitado. En ausencia de familiares, o si existe conflicto entre ellos, López-Mora ha recomendado a Afal Futuro en 39 de 96 causas; algunas de ellas de tutelados con amplias fortunas. A pesar de su sólida amistad con Clavijo —confirmada también por personas de su entorno— y del enfrentamiento de familiares de enfermos con Afal por una gestión que ahora está siendo investigada por la fiscalía de Madrid, López-Mora ha rechazado inhibirse para proteger la imparcialidad del ministerio público.

López-Mora y Clavijo son amigas desde hace años. Comen juntas habitualmente, han compartido durante meses un grupo de chat telefónico con otros amigos, y la fiscal ha figurado en cartel entre los ponentes de seminarios organizados por Afal Contigo —entidad madre de Afal Futuro—. Además, la presidenta de la entidad tutelar ha utilizado la casa de la fiscal en Sierra Nevada y le ha entregado pequeños regalos, como botellas de vino. Su amistad íntima —que las une también a la notaria Blanca Entrena, que ha dado fe en algunos de los casos más relevantes que gestiona Afal— se detalla de manera prolija en los correos. También en el tono de los mismos. “Leí también los gastos de YGC lo único que demuestra su escrito es que está desatadaaa la pobre!!! Bs: Nuria”, dice a Clavijo sobre una de las tuteladas por Afal. “Es el tío más repugnante e ignorante que me he topado en los años q llevo trabajando!!!”, escribe sobre un abogado.

Desde que, en 2008, Afal obtuvo su primera tutela, Clavijo y el resto de la cúpula de Afal no han tenido una relación tan fluida y cercana con otros representantes de la fiscalía, tal y como indican decenas de correos electrónicos. Las comunicaciones entre fundación tutelar y fiscalía para hablar del bienestar o de la gestión del patrimonio de los incapacitados deben quedar registradas, tal y como marca el protocolo. David Mayor, coordinador de incapacidades en Guipúzcoa hasta el año pasado, explica que las peticiones deben cursarse “formalmente por escrito” y “armadas sobre un expediente, unas diligencias preprocesales”. Eso, dice, sin perjuicio de que las relaciones con las fundaciones tutelares sean muy fluidas y con habituales reuniones de trabajo. Las únicas excepciones son situaciones extremas o urgentes en las que se puede usar el teléfono o el correo electrónico para hacer recordatorios que refuercen la presentación de un escrito desde una fundación privada a la fiscalía, explica Mayor. Entidades tutelares de varias regiones corroboran también que todas las informaciones que hacen llegar, o reciben, de la fiscalía o de los juzgados se sellan y pasan por registro. En algunas ocasiones se canalizan a través del Decanato.

En el caso de Afal, inscrita en Madrid, su presidenta informaba por correo electrónico de manera puntual a la fiscal de todos los pormenores de casos complejos —incluidos detalles de las luchas familiares por la tutela de los incapacitados— para pedirle que intercediera con los fiscales a su mando. En algunos de esos mensajes la fiscal informa a Clavijo de que ha hablado con representantes del ministerio público sobre casos, tal y como la presidenta de Afal le había pedido. La correspondencia revela que López-Mora asesoró a Clavijo en procesos como el de la incapacitada Y. G. C. (heredera de una fortuna de 1.000 millones de euros). “Hola Blanca, no he conseguido hablar hoy con la juez del 65. La sección 24 ha confirmado la curatela de Y. G. C., me notificaron hoy el auto. Oye, gracias x el vino!!!”, escribe la fiscal a la presidenta de Afal en julio de 2012.

Blanca Clavijo (primera por la izquierda), la notaria Blanca Entrena (tercera) y la fiscal Nuria López-Mora (quinta). © Proporcionado por El Pais Blanca Clavijo (primera por la izquierda), la notaria Blanca Entrena (tercera) y la fiscal Nuria López-Mora (quinta).

Hace año y medio, el 3 de febrero de 2013, López-Mora avanzó la postura del ministerio fiscal en un proceso en el que una incapacitada había solicitado la sustitución de Afal Futuro como tutor: “B días Blanca, quería contestar el recurso de apelación pero al no haber llegado vuestro escrito no tengo datos suficientes para sostener de forma más estricta su improcedencia…, si tenéis preparado el escrito o puedes remitirme breves notas sobre las alegaciones de contrario a los actos societarios/legado, por favor envíamelo para rematarlo cuanto antes!!! Gracias”.

La fiscal asegura que la amistad entre ambas es inexistente. Afirma que Clavijo ha compartido con ella patronazgo en varias instituciones como la Fundación Aequitas (del Consejo General del Notariado, que ambas abandonaron la semana pasada), pero que todos sus encuentros son estrictamente profesionales. Sobre la utilización de Clavijo de su casa de Sierra Nevada —tal y como muestran sus correos electrónicos—, la fiscal arguye que el apartamento está en alquiler, pero que no recuerda si conserva la factura de dicha estancia de la presidenta de Afal. “Jamás habría favorecido a Blanca Clavijo en contra de los incapacitados. Las informaciones son horrorosas, aunque no sé en qué acabarán”, dice.

La fiscal asegura también que es “falso” que ambas hayan compartido un chat telefónico y un grupo de correos electrónicos denominado JFK para organizar las comidas mensuales que las dos mujeres mantienen con un reducido grupo de amigos del sector. En uno de esos mensajes López-Mora indica: “Holaaa al final vamos a quedar mañana para almorzar?? Si podéis, reservo en capitán haya, rest el espigon (blanca, allí fuimos con vosotros). Me contestáis????? Bss nuria”.

Desde que hace un mes trascendió el escándalo que desvelaba la supuesta gestión irregular de Afal Futuro y la posible apropiación indebida de patrimonio de sus incapacitados, la fiscalía ha paralizado la concesión de tutelas para Afal. La fiscal López-Mora censura que, a pesar de las informaciones publicadas sobre la entidad privada —que incluyen la supuesta falsificación de un testamento millonario—, el Juzgado 30 de Incapacidades “siga nombrando a Afal como tutor”.

El fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Manuel Moix, expone que a la fiscalía “en principio no le consta” que haya una relación de amistad entre López-Mora y Clavijo. “Si se acreditase, la fiscalía valoraría si ha habido conflicto de interés”, dice. De los 96 asuntos que atañen a la fundación Afal Futuro, López-Mora ha informado en 39 de ellos. Si bien la fiscal es la más veterana de los siete que ejercen en Madrid, López-Mora ha ejercido un papel decisivo en algunos de los procesos que afectan a las principales fortunas que gestiona Afal Futuro, según muestran los expedientes de los tutelados, a los que ha tenido acceso EL PAÍS.

Procesos no siempre fáciles para los que Clavijo ha solicitado ayuda en reiteradas ocasiones a López-Mora —en algunos casos, incide, lo hace “confidencialmente”—. “Nuria, sería muy bueno saber quién es el fiscal de procedimiento abreviado 248/2011 Juzgado de lo penal 10 de Madrid, próximo juicio el 17 de enero (abusos sexuales) y recurso apelación 972/11 AP Sección 24, votación y fallo 12 de febrero. Necesitamos hablar con él como sea, el recurso es malísimo. Mil gracias”, escribe la presidenta de Afal Futuro a la fiscal coordinadora. En este continuo intercambio de correos, la fiscal también avanza el nombramiento de Afal como tutor provisional en un caso: “Hola Blanca, acabo de articular en el j 65 el nombramiento en vuestro favor de tutor provisional. Mientras se tramita por favor id recabando toda la información que podáis sobre la Asociación titular del colegio y embargos… gracias. Para que lo tengas localizado, es la incap. 178/2010”.

López-Mora se ha alejado de Clavijo desde que empezaron a surgir las informaciones sobre las irregularidades en la gestión de la entidad tutelar. Sin embargo, ya antes su relación de amistad provocó suspicacias entre los empleados de Afal Futuro y los familiares de los tutelados. Sospechas de las que Clavijo era consciente. En un correo con el asunto “preguntas claves para mañana”, la presidenta de Afal Futuro responde a la fiscal: “Perdona el rollo, espero te sirva todo esto, me ha salido un herpes labial con este asuntito… Mañana te saludaré muy de lejos y muy seca que estos nos acusan de cualquier cosa!!”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon