Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una hija de McConville amenaza con decir quiénes secuestraron a su madre

EL PAÍS EL PAÍS 02/05/2014 Walter Oppenheimer

El presidente del Sinn Féin, Gerry Addams, ha pasado su segunda noche consecutiva en la comisaria de Antrim (a 30 kilómetros al noroeste de Belfast). El líder de los republicanos norirlandeses se presentó voluntariamente en la noche del miércoles para ser interrogado por su presunta participación en el secuestro y asesinato en diciembre de 1972 de Jean McConville, una viuda de 37 años y con 10 hijos a la que el IRA acusaba de colaborar con el ejército británico en uno de los momentos más álgidos de los disturbios en Irlanda del Norte.

Helen McKendry, una de las hijas de Jean McConville, con una foto familiar. © P. M. Helen McKendry, una de las hijas de Jean McConville, con una foto familiar.

Adams fue acusado por el que fuera gran amigo suyo y uno de los comandantes del IRA en Belfast, Brendan Hughes. Los dos amigos se distanciaron luego por sus visiones contrapuestas del Proceso de Paz. Hughes dijo a unos académicos del Boston College que Adams ordenó la desaparición de Jean McConville. Sus palabras, que tenían que mantenerse en secreto hasta su muerte, se hicieron públicas después de que Hughes falleciera en 2008. Otra terrorista del IRA y gran amiga de Hughes, Dolours Price, confirmó poco antes de su muerte en 2013 que ella misma colaboró a pasar a McConville la frontera con Irlanda, aunque no está claro que señalara a Adams como responsable.

La policía de Irlanda del Norte ha de decidir esta tarde, antes de que se cumplan 48 horas de su arresto, si deja a Adams en libertad condicional para volver a interrogarle más adelante, si le acusa del asesinato de Jean McConville, si le deja en libertad sin cargos o si le pide al juez que prolongue la detención preventiva, que en cualquier caso no podrá superar los 28 días.

La detención de Adams ha envalentonado a la familia de Jean McConville, que durante más de 40 años ha preferido mantener en secreto lo que vieron en la tarde de diciembre de 1972. Aunque uno de los hijos, Michael, declaró el jueves que sabe quiénes secuestraron y mataron a su madre, la hermana mayor, Helen, ha dicho luego que ella sí está dispuesta a hablar. “Si cooperar plenamente acerca del asesinato de mi madre incluye nombrar a aquellos a los que vi reventando nuestro piso, que arrastraron a mi madre y se la llevaron a punta de pistola y que estuvieron directamente implicados en su desaparición y asesinato, entonces sí, estoy dispuesta a dar nombres. Para mí no es actuar de informante, sino cumplir con mis obligaciones hacia mi madre”, declaró en el diario The Guardian y en la BBC.

Helen McKendry (su apellido de casada) asegura que la familia sabe que el Servicio de la Policía de Irlanda del Norte (PSNI) ha obtenido al menos 11 cintas con testimonios de antiguos miembros del IRA que estaban en poder de los académicos estadounidenses que durante años han grabado conversaciones con combatientes en los disturbios de Irlanda del Norte. Estos hablaron con ellos con la condición de que sus conversaciones no se harían públicas hasta después de su muerte.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon