Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una independentista en busca y captura avisa por vídeo de que no se entregará

EL PAÍS EL PAÍS 07/06/2014 El País

La independentista gallega que permanece en busca y captura tras ser condenada a siete años y nueve meses de cárcel por pertenencia a Resistencia Galega, María Osório, ha avisado de que "no llamará a la puerta de ninguna prisión" para que la detengan por "luchar" para vivir en "dignidad".

"Me quieren detener por vivir en dignidad, porque pertenezco a una generación de gallegos que optó por la lucha para dignificar su existencia", ha manifestado este sábado a través de una videoconferencia durante el acto convocado por el Organismo Antirrepresivo Ceivar en Santiago para que la independentista explicase su situación.

En su intervención, María Osório ha asegurado que, aunque prevé que volverá a ser "encarcelada", su detención se producirá cuando la policía la vaya "a buscar". "Mientras esto no les sea posible, voy a continuar luchando por mi libertad desde la clandestinidad", ha señalado antes de añadir que también continuará "aportando", en la medida de lo posible, "lo que pueda al movimiento" del que forma parte.

Y es que la independentista se ha declarado "insumisa" a un Estado "opresor y represor" del que ha asegurado no conocer nada más que "agresiones". "¿Por qué razón tengo que obedecer las leyes de un Estado de que sólo conozco represión y agresiones?", ha proclamado a través de la videoconferencia.

Además, ha agradecido el "apoyo" de las personas que se sumaron a la "campaña de solidaridad" organizada bajo el lema 'Eu tamén son María Osório'. A través de esta iniciativa, más de un millar de personas de distintas sensibilidades políticas y sociales mostraron su oposición al ingreso en prisión de la independentista.

En el acto, al que han asistido decenas de familiares y amigos, el responsable de Ceivar, Borxa Quintela, ha agradecido la "solidaridad imparable" de centenares de personas, "que no se echan atrás" pese a las "constantes amenazas" del delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez.

"María pasó por mucho", ha lamentado Quintela antes de recordar que "fue detenida e incomunicada en el marco de una operación antiterrorista sin ser acusada de ningún daño concreto, solo de ser terrorista". Tras ello, ha señalado que sufrió "la dispersión en cárceles fuera de Galicia" y "fue sometida a un juicio en el que se vulneró su derecho a la defensa".

En concreto, en junio de 2013 María Osório se sentó en el banquillo de los acusados junto a los presos Roberto Rodríguez Fialhega, Antom Santos Peres y Eduardo Vigo Domingues. Los cargos que se le imputaron fueron los de pertenencia a organización terrorista y falsificación de documentos.

La Audiencia Nacional la condenó, junto a Antom Santos, a cumplir 10 años de prisión, fallo que fue elevado por la defensa al Tribunal Supremo, que redujo la condena a siete años y nueve meses. Con todo, según ha explicado Quintela, esta sentencia será recurrida "hasta donde haga falta", como el Tribual de Derechos Humanos de la Haya.

Por su parte, la mayor condena recayó sobre Eduardo Vigo y Roberto Rodríguez -18 años de prisión para cada uno-, por los delitos de participación en organización terrorista -8 años-, falsificación de documento oficial con fines terroristas -otros dos- y tenencia de explosivos con fines terroristas -ocho años.

La comparecencia por videoconferencia ha evitado que la independentista, en busca y captura desde el 12 de mayo, fuese detenida este sábado en la capital gallega, en donde la zona en la que se ha celebrado la rueda de prensa -Santa Clara- ha estado vigilada por un amplio dispositivo policial que ha controlado el acceso de todos los asistentes, llegando a impedir el paso a alguno de ellos.

Precisamente, el delegado del Gobierno en Galicia advirtió el viernes de que la Policía vigilaría que el acto convocado por Ceivar no fuese "un enaltecimiento del terrorismo". También aseguró que los agentes "tienen la obligación" de "detenerla" en cuanto "les sea posible" para que pase "a disposición judicial".

A este respecto, el diputado de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xabier Ron, ha denunciado el "estado de sitio policial" en el que la Delegación del Gobierno "convirtió" en la mañana de este sábado Santiago de Compostela.

"La capital de Galicia ha amanecido tomada por la Policía Nacional, por las unidades antidisturbios y con desproporcionados controles de agentes armados en numerosas calles", ha criticado el parlamentario, que ha estado presente en el acto de Ceivar.

Para Xabier Ron esta "invasión policial" obedece a la estrategia del Partido Popular de "meter miedo" a la movilización social de los "sectores más agredidos por las políticas neoliberales". "Basta ya de represión", ha reclamado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon