Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una marea por la autodeterminación vasca une Durango con Pamplona

EL PAÍS EL PAÍS 08/06/2014 Mikel Ormazabal

Más de 100.000 personas han formado este mediodía la cadena humana para reivindicar el derecho a decidir de los vascos, siguiendo el llamamiento de la plataforma independentista Gure Esku Dago (Está en nuestra mano), hasta conseguir unir los 123 kilómetros que separan Durango (Bizkaia) de Pamplona. Un objetivo superado "con creces", según los organizadores.

La cadena ha permanecido unida entre las 12.00 y las 12.30 mientras tres helicópteros y una decena de motocicletas recorrían el trayecto desde el kilómetro 0 en Durango hasta el 123, en la capital navarra. Entre ambos puntos se han repartido representantes de la izquierda abertzale, cargos institucionales de Bildu, así como una delegación del PNV, con su presidente al frente, Andoni Ortuzar, además de otras formaciones como Podemos, Ezker Batua o la socialista Gemma Zabaleta, exconsejera de Empleo en el Gobierno de Patxi López, a título individual.

El colectivo Gure Esku Dago ha destacado "la ilusión" de las más de 150.000 personas que hoy han unido sus manos en la cadena humana por el "derecho a decidir" y ha confiando en que suponga "un punto de inflexión" en la relación de los ciudadanos vascos.

Desde muy temprano, cerca de un millar de autobuses han ido llegando desde muchos puntos del País Vasco y de Navarra para distribuir a los participantes en los kilómetros que tenían asignados por localidades. Cada persona abonó cinco euros por su tramo, hasta completar una cifra superior a las 100.000 adhesiones -la organización tiene previsto detallar más los datos de asistencia-, aunque a estos hay que añadir los menores y otros muchos que se han sumado sin haberse inscrito.

En el recorrido han predominado las camisetas azules diseñadas para la ocasión, así como las ikurriñas, numerosas esteladas (bandera independentista catalana) y alguna escocesa. Grupos de música, charangas han amenizado las horas previas a la formación de la cadena. En uno de estos grupos ha participado el diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, tocando la trompeta. El mandatario estaba emplazado en el kilómetro 93, cerca de la posición del alcalde donostiarra, Juan Karlos Izagirre, quien ha acudido a la cita en el kilómetro 97 acompañado por los vecinos de Igeldo que se quiere segregar de San Sebastián.

La iniciativa de Gure Esku Dago, organizada bajo el lema Somos una nación, tenemos derecho a decidir, es el momento de la ciudadanía, defiende que Euskadi, Navarra y el País Vasco francés "tienen derecho a decidir su futuro como pueblo". Los organizadores resaltan que esta movilización ha conseguido algo "inédito" como reunir a "diferentes sensibilidades políticas del pueblo vasco" a favor de "dar la palabra a la ciudadanía".

A la cita han acudido dirigentes políticos catalanes, como el portavoz de ERC, Joan Tardá, que ha estado en Pamplona, o el representante del PSC José Luis Uriz. También el exlehendakari Carlos Garaikoetxea y el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta. El PNV, además de Ortuzar ha contado con la presencia del portavoz parlamentario Joseba Egibar, el senador Iñaki Anasagasti o el representante guipuzcoano Markel Olano.

Los secretarios generales de los sindicatos ELA y LAB, Adolfo Muñoz Txiki y Ainhoa Etxaide, respectivamente, y una de las responsables de CC OO de Euskadi, Garbiñe Espejo, han formado parte de la hilera, en la que se han desplegado asimismo el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, Pello Urizar(EA) y diputados como Sabino Cuadra y Xabier Mikel Errekondo, entre otros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon