Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una montañera descubre por casualidad una moneda de 2.000 años de antigüedad

El Confidencial El Confidencial 14/03/2016 Rubén Rodríguez

¿Se imaginan salir a dar un paseo y encontrarse con una moneda con casi 2.000 años de antigüedad? Pues precisamente eso es lo que le ocurrió a Laurie Rimon, una montañera que se encontraba paseando por Israel y que ha formado parte de manera fundamental en un increíble descubrimiento: una pieza de oro de valor incalculable de la que sólo se conocía un ejemplar y que data, ni más ni menos, que del año 107 antes de Cristo.

Sucedió hace un par de días, cuando la montañera decidió ir junto a un grupo de amigos al Valle de Jule, en Galilea, en una zona de importante calado histórico por las ruinas arquitectónicas que forman parte de este paraje. En plena ascensión a la zona, en un trozo cubierto por la hierba, Rimon observó un objeto brillante que reflejaba con mucha claridad la luz del sol: lo que no iba a creer era el indescriptible valor de lo que acababa de encontrar.

Se trataba, ni más ni menos, que de una moneda de oro de 24 quilates. Concretamente del año 107 después de Cristo, con la imagen del emperador romano Augusto y acuñada durante la época de Trajano. Pero el descubrimiento no es sólo importante por su evidente valor sino, sobre todo, por tratarse de la segunda moneda de este estilo que se ha podido recuperar. La otra se encuentra, ni más ni menos, que en el Museo Británico.

Nada más encontrarse la moneda, el grupo de montañeros se puso en contacto con el Departamento de Antigüedades de Israel, quienes en poco más de dos horas acudieron al lugar para comprobar si el hallazgo era real. Tras confirmar su autenticidad, esta moneda podría haber formado parte del salario de un soldado, pues la zona exacta en la que se produjo se trata de un antiguo campamento romano.

© Proporcionado por El Confidencial

Desde el país hebreo ya se ha confirmado que el destino de esta moneda no será otro más que formar parte de un museo -como ocurre con su otra 'gemela'-, además de anunciar excavaciones en la zona en busca de más monedas de este estilo. "Éste es un descubrimiento extraordinariamente notable y sorprendente. Creo que pronto, gracias a Laurie, el público podrá disfrutar de este raro hallazgo", confirmaba el propio Departamento de Antigüedades.

El descubrimiento no sólo es importante por sí mismo sino, sobre todo, por lo que puede traer consigo. Llevar a cabo una excavación en el punto exacto en el que se encontró puede dar lugar a que se hallen otros elementos de la misma época, lo que podría servir para conseguir tener una idea mucho más real y cercana a una época tan primitiva. "No fue fácil desprenderse de la moneda. Después de todo, no todos los días se descubre un objeto tan sorprendente", confesaba Rimon.

La moneda encontrada por Laurie Rimon en Israel (Efe). © EFE La moneda encontrada por Laurie Rimon en Israel (Efe).
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon