Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una terapia añade calidad de vida a un tipo de pacientes con cáncer de próstata

EL PAÍS EL PAÍS 02/06/2014 María R. Sahuquillo

Un equipo internacional de investigadores ha desarrollado una nueva estrategia para combatir el cáncer de próstata metastásico (el que se denomina resistente a la castración), que podría retrasar el inicio de la quimioterapia hasta más de dos años, lo que supone una ganancia de calidad de vida para estos pacientes. El tratamiento, que consiste en emplear antes de esos agentes neoplásicos un fármaco que se llama enzalutamide (una potente terapia hormonal) puede prolongar la vida de las personas que tienen este tipo de tumor resistente alrededor de un año.

Hasta ahora, los pacientes con cáncer de próstata metastásico que no respondían al tratamiento hormonal, no disponían de alternativas a la quimioterapia. Los resultados de este estudio internacional en fase III, en el que han participado 1.717 pacientes con ese tipo específico de cáncer, muestran que el tratamiento con enzalutamide (fármaco aprobado desde 2012) reduce más de un 80% la progresión de la enfermedad y hasta un 29% el riesgo de muerte, como muestran los datos publicados en la revista New England Journal of Medicine .

El trabajo, en el que ha participado entre otros el Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, se ha presentado estos días en el Congreso Anual de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO) y supone un avance en el tratamiento de uno de los tumores más frecuentes, el de próstata, que tiene una incidencia mayor en hombres. En España, donde cada año se diagnostican 25.000 nuevos casos, afecta a 57 de cada 100.000 hombres. Entre un 20% y un 30% de ellos recaerán y acabarán desarrollando metástasis.

En esos casos, el tratamiento habitual es la cirugía y la radioterapia. Estos pacientes suelen desarrollar resistencias a los tratamientos hormonales que buscan disminuir las hormonas masculinas (andrógenos) de las que se alimentan las células cancerosas para crecer. El uso y la potencia de la enzalutamide, sin embargo, sí se ha demostrado útil, porque bloquea esas hormonas en los pacientes que no presentaban síntomas.

“Estamos ante el primer estudio que identifica una estrategia que prolonga la vida de quienes han sido diagnosticados con un cáncer metastásico de próstata”, aseguró Christopher Sweeney, cancerólogo del Instituto Dana-Farber de Boston, que presentó el trabajo en Chicago, donde más de 30.000 médicos, investigadores y representantes del sector se reúnen para hablar de los últimos avances en oncología –un congreso al que este diario acude invitado por Boehringer Ingelheim--. Para éste experto, los resultados del estudio suponen que la práctica clínica en este tipo de pacientes debería cambiar, ya que supone una opción al inicio de la ‘quimio’. La investigación, dice, supone un paso adelante. Uno de los pocos en los últimos 50 años en los pacientes con este tipo de tumor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon