Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Urdangarin insiste al juez Castro para que Hacienda aclare que no hizo fraude

EL PAÍS EL PAÍS 18/06/2014 Andreu Manresa
Iñaki Urdangarin, en julio pasado, a la salida de la Ciutat de la Justicia de Barcelona. © Massimiliano Minocri Iñaki Urdangarin, en julio pasado, a la salida de la Ciutat de la Justicia de Barcelona.

Iñaki Urdangarin, imputado por dos delitos fiscales en el ‘caso Nóos’, donde se investiga la supuesta malversación de seis millones de euros logrados por contratos públicos adjudicados a dedo, ha presentado in extremis —días antes del cierre de la causa— un escrito ante el juez José Castro con el fin de intentar que Hacienda le dé la razón, o rebaje el volumen del supuesto fraude.

En su escrito, el duque de Palma sólo reconoce, en todo caso, posibles “irregularidades administrativas”, errores y olvidos que, además, atribuye a las compañías que le pagaron como consejero. El juez ha respondido al escrito del abogado de Urdangarin solicitando a la Agencia Tributaria que se pronuncie "con la mayor urgencia posible" respecto a la aclaración que reclama el imputado.

La Agencia Tributaria sostiene que en 2007 Urdangarin dejó de pagar 182.005 euros y que en 2008 la cuota evadida fue de 155.138 euros. Ambas partidas por fraude en el IRPF entran en la cuota delictiva, traspasan el umbral de los 120.000 euros. La acusación contra el esposo de la Infanta se formalizó en una querella de la Fiscalía Anticorrupción, elaborada por los servicios jurídicos de Hacienda y argumentada en la causa por la Abogacía del Estado.

Urdangarin quiere ahora que se reconozca la veracidad de sus hipótesis defensivas sobre una parte de los cobros de empresas privadas que percibió como asesor o consejero. Su posición defensiva es que él facturó y que las sociedades para las que trabajó actuaron correctamente al efectuar retenciones e ingresos fiscales.

La última iniciativa de Urdangarin —que no retrasará el auto de fin de la instrucción y pase a procedimiento abreviado, previsto para antes de fin de mes— es la demanda de una aclaración a la Agencia Tributaria sobre la firma Motor Press Ibérica. El yerno del Rey quiere saber si los inspectores fiscales han tenido en cuenta, en su último informe del mes de mayo, su propio escrito defensivo del mes de abril y los datos de una inspección tributaria a aquella firma. Iñaki Urdangarin cobró de esta empresas que, como todas las que le retribuyeron, fue sometida a inspecciones y declaraciones voluntarias.

El esposo de la Infanta Cristina percibió ingresos como asesor o consejero de las compañías Mixta África, Motorpress, Lagardère, Havas Sports, Pernod Ricard, Seeliger y Conde, Altadis y Aceros Bergara. La máxima partida ingresada superó los 220.000 euros anuales. Un ejercicio sumó un millón de euros de ingresos por esa actividad y por la trama de Nóos. Urdangarin usó como pantalla y sociedad emisora de sus facturas a la firma familiar Aizoon cuya propiedad comparte a medias con la Infanta, también imputada desde enero de 2014.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon