Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vídeo: la estrella televisiva Jimmy Kimmel rompió a llorar durante su acusador discurso sobre Las Vegas

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 03/10/2017 ICON
SIGUIENTE
SIGUIENTE
© Proporcionado por ElPais

Menos de 24 horas después de que Stephen Paddock, jubilado de 64 años originario de Nevada, asesinase a 59 personas e hiriese a 527 al disparar desde el piso 32 de un hotel de Las Vegas al recinto donde se celebraba un concierto, las televisiones de EE.UU. han cambiado sus parrillas para cubrir la tragedia. Y eso incluye a todos los programas de humor de la franja nocturna.

Todos han dejado a un lado los chascarrillos y el análisis socarrón de la actualidad para hablar directamente a cámara mientras reinaba el silencio en el plató, desde James Corden a Conan O'Brien. Pero Jimmy Kimmel, estrella del programa Jimmy Kimmel Live! que emite la cadena ABC, fue el único que no solo no pudo evitar las lágrimas sino que pronunció el discurso más conmovedor y poderoso apuntando directamente a los grupos de poder que controlan el país. 

"Nadie podía haber esperado que algo tan terrible ocurriera, pero ocurrió", comenzaba su discurso. "Una persona muy enferma introdujo 27 armas en la habitación de su hotel, reventó las ventanas y empezó a disparar de forma indiscriminada desde un piso 32 hacia una multitud de 22.000 personas al otro lado de la calle". Es a partir de este momento en su monólogo cuando rompe a llorar al hacer recuento de la tragedia. "Como resultado de eso, esta mañana tenemos hijos sin padres, padres sin hijos, madres sin hijas, hemos perdido a dos oficiales de policía, hemos perdido a una enfermera, una profesora de educación especial de aquí, de Manhattan Beach... y es el tipo de cosa que te hace vomitar o rendirte, que es demasiado complicada para entender. Todas estas familias devastadas que vivirán con este dolor para siempre porque una persona, con una voz enferma y violenta en su cabeza, consiguió reunir una colección de rifles de alta potencia y los usó para disparar a personas".

"El dueño de la tienda que vendió esa suma asesina de rifles dijo que superó el sistema nacional de comprobación, que no estaba en ninguna lista de extremistas religiosos o políticos", añadió. "Y por eso, porque no hubo ninguna de las señales de alerta habituales, estoy leyendo comentarios de gente que dice: 'esto es terrible, pero no podemos hacer nada al respecto'. No estoy de acuerdo".

"Cuando alguien con una barba nos ataca nosotros pinchamos los teléfonos, prohibimos permisos de viaje, construimos muros… pero cuando un americano se compra una pistola y asesina a otros americanos no hay nada que podamos hacer al respecto, parece ser..."

"Claro que podemos hacer muchas cosas al respecto", continuó Kimmel. "Pero no lo hacemos, lo cual es interesante porque cuando alguien con una barba nos ataca nosotros pinchamos los teléfonos, prohibimos permisos de viaje, construimos muros… pero cuando un americano se compra una pistola y asesina a otros americanos no hay nada que podamos hacer al respecto, parece ser".

"Esta mañana la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo: 'Este no es el momento para el debate político'. No sé, tenemos 59 inocentes muertos. Tampoco era su momento, así que puede que este sí sea el momento para el debate político. [...] La Asociación Nacional del Rifle ha dicho que está rezando por las víctimas hoy. Eso es bueno, deberían estar rezando para que Dios les perdone por permitir que su lobby de armas controle este país. ¡Es tan loco! Ahora mismo hay subterfugios en la ley que permiten que la gente compre armas sin permiso de forma privada, por Internet o en ferias de armas".

A continuación, el plano se abre y una pantalla muestra 56 rostros pertenecientes a los senadores que, días después de la masacre de Orlando en junio de 2016 votaron contra las leyes que hubieran controlado y prohibido esos subterfugios. "Con todos mis respetos, vuestros rezos y pensamientos son insuficientes".

A continuación puedes ver el vídeo completo. A partir del minuto 5:00 se muestran los rostros de los senadores. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon