Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Valencia baila al ritmo de la calle

EL PAÍS EL PAÍS 09/06/2014 Pilar Almenar Vara

Casi un millar de personas se ha reunido este domingo en Valencia para competir en el Urban Beat 2014, un concurso de danza urbana que ha puesto en movimiento en esta tercera edición a 101 equipos de bailarines llegados de toda España. Repartidos en seis categorías, desde la mini, para bailarines menores de 8 años, hasta la profesional para mayores de 18 que hayan sido ganadores de otros campeonatos, el Urban Beat Valencia ha convertido La Rambleta en una bomba energética y musical.

Cerca de 700 asistentes han abarrotado un auditorio que rugía con cada pirueta. Palmas, gritos, silbidos, bocinas... todo está permitido para animar a unos equipos que saltaban, se abrían de piernas en el suelo, hacían movimientos paroxísmicos con los brazos y articulaban las caderas con golpes imposibles. Cualquier estilo musical ha servido para expresar el talento: la música negra, el rap, el hip hop... Desde los frenéticos ritmos electrónicos de Steve Aoki hasta el Singing in the rain que bailaba Gene Kelly salpicando con los charcos de la calle y dando vueltas alrededor de una farola. Las aceras han dado paso a las tablas de un escenario en el que todos los estilos de danza urbana estaban permitidos. El Urban Beat es un buen escaparate para las nuevas tendencias.

ampliar foto

Una de las coreografías del Urban Beat 2014. / Tania Castro

Abuelas, niños y madres poblaban el hall de la Rambleta para apoyar a sus equipos, con vestuario y peinados pensados para sorprender. “Intento evitar invitar a jurados que están de moda. Quiero que sean exigentes con la puntuación y para eso elijo personas con experiencia. El jurado de este año es mayor de 35 años y tiene mucha experiencia”, ha explicado Verónica Mejía, la organizadora de la competición y propietaria de una academia de bailes urbanos. El jurado, formado por Fidel Buika, Kanga Valls y Yaman Our, reputados bailarines y coreógrafos de las danzas urbanas, han votado las mejores coreografías y la mejor ejecución.

“Fidel tiene mucha experiencia en el mundo del videoclip y organiza festivales importantes. Kanga es el precursor del hiphop en España y ha dado clases en Alemania a gente muy importante. Y Yamán es bailarín de Madonna. Qué más puedo decir”, ha dicho Mejía.

Los ganadores de cada categoría, que se han publicado en la web del festival inmediatamente después de cada actuación, se han llevado desde entradas para parques temáticos para los bailarines más pequeños, hasta 700 euros y la grabación de un video promocional para la categoría absoluta o 1.200 euros y un book fotográfico para la categoría profesional.

Los ganadores de la categoría Mini han sido Acdad babies. En Infantil, Cup Cakes. En la categoría Junior los vencedores han sido Black Quality 2.0 y en la de Parejas Aina&Arias. Y en las dos categorías reinas de la competición, la Absoluta y la Profesional, Deep mama y Supernenas se han llevado los galardones.

Verónica Mejía quiere que su festival tenga espíritu de continuidad: “Estoy muy contenta del nivel que está teniendo el festival porque ha venido lo mejor de España a competir aquí. Donde más festivales de ritmos urbanos hay es en Barcelona y estoy súper contenta de que la danza urbana de Valencia se oiga porque hasta hace poco en Valencia no había nada”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon