Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vargas Llosa, entre los ‘nóbeles’ españoles

EL PAÍS EL PAÍS 16/06/2014 Víctor Núñez Jaime
Mario Vagas Llosa desveló su retrato en la Embajada de España en Suecia. © Proporcionado por ElPais Mario Vagas Llosa desveló su retrato en la Embajada de España en Suecia.

Desde el pasado jueves 22 de mayo, el rostro de Mario Vargas Llosa está colgado en la pared de la Embajada de España en Suecia donde se ubican los retratos de los premios Nobel españoles. El embajador Javier Jiménez-Ugarte llamó a su homólogo peruano, el diplomático José Beraún Aranibar, y le contó que pensaba integrar al escritor nacido hace 78 años en Arequipa (Perú) a la Galería de los 'nóbeles' españoles. Ambos se lo hicieron saber al escritor, poseedor de las nacionalidades peruana y española, y no tardaron en organizar una “sencilla pero acogedora ceremonia” en la sede de la embajada de España, detrás del Biologiska Museet de Estocolmo, para develar la fotografía.

Se trata de un primer plano en blanco y negro captado por Gorka Lejarcegi, fotógrafo de EL PAÍS, en el año 2001 para una exposición presentada al año siguiente en Elgoibar (Guipuzkoa). “Lo retraté en su casa de Madrid y creo que lo importante fue haber capturado en ese momento una mirada honesta. Guardé la foto en el archivo del periódico y ahí se quedó. Decidieron publicarla en primera plana al día siguiente de que anunciaron que había ganado el Nobel, en octubre de 2010”, dice Lejarcegi.

ampliar foto

Retrato de Mario Vargas Llosa / GORKA LEJARCEGI

Juan Jesús Armas Marcelo, quien acaba de publicar la novela Réquiem habanero por Fidel (Alfaguara), acompañó a su amigo Mario Vargas aquella mañana de jueves en Estocolmo y recuerda que en el acto había unas cincuenta personas. Los discursos del embajador Jiménez-Ugarte y del escritor hispanoperuano giraron en torno a la importancia de la lengua española, el papel de la comunidad iberoamericana en el mundo y la evolución de la fotografía de literatos y científicos. “Acabamos, a mediodía, comiendo salmón ahumado en un mercado popular de Estocolmo muy parecido al de San Miguel de Madrid”, añade el también autor de El vicio de escribir (Debolsillo), la biografía intelectual de Mario Vargas Llosa.

El Nobel de Literatura 2010 aprovechó el viaje a la capital sueca para, entre otras actividades, presentar la traducción al sueco de su más reciente novela, El héroe discreto (Alfaguara), y para conocer los planos del nuevo Museo de los Nóbeles que se empezará a construir en breve y que expondrá objetos personales de los premiados en más de un siglo, como el hipopótamo sobre un libro que donó Vargas Llosa hace casi cuatro años.

La Galería de los 'nobeles' españoles fue inaugurada en 1990, cuando se concluyó la remodelación de la embajada, un palacio adquirido por el gobierno español en 1928, situado en Djurgården, una de las islas que conforman el área central de Estocolmo. Ahí están las fotografías del médico Santiago Ramón y Cajal, del científico Severo Ochoa y de los escritores José de Echegaray, Jacinto Benavente, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre, Camilo José Cela y, desde el pasado 22 de mayo, “tras descolgar y volver a colgar todos los marcos con la debida simetría, la magnífica y muy psicológica foto de Mario Vargas Llosa”, subraya el embajador español Javier Jiménez-Ugarte.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon