Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vega Royo-Villanova: 'Tendré un niño y se llamará Noah'

El Mundo El Mundo 04/06/2014 ANTONIO DIÉGUEZ

Después de algo más de un año de relación con el argentino Marcelo Berensteim, ha decidido convertirse en madre. Ahora, embarazada de cuatro meses y superados las molestias de las primeras semanas, Vega Royo-Villanova (33) afronta esta nueva etapa con ilusión y sin renunciar a nada: ni a los tacones, ni a los eventos sociales, como pudieron comprobar los asistentes a la última fiesta de Kenzo en Madrid.

La bloggera desvela a LOC que espera un varón que nacerá en Nueva York y al que llamará Noah. También descubre sus planes de casarse en secreto con banquero del Deutsche Bank, al que conoció en los exclusivos Hamptons, al este de la ciudad de los rascacielos.

¿Cómo está llevando el embarazo? Ahora muy bien, pero al principio fatal. Tuve muchos mareos y muchas nauseas. ¿Qué le está resultado lo más fácil? Superados los tres primeros meses, que han sido muy duros, ahora estoy muy contenta. Estoy disfrutando mucho de mi cuerpo y eso que he engordado ya diez kilos. Ahora me identifico con mi estado, que al principio me costó. ¿Conoce el sexo? Es un chico, en el 95% de las probabilidades. El padre está muy orgulloso porque ya se le ve el 'pitilín'. Está que no cabe en sí mismo. ¿Tienen pensado ya el nombre? Sí, se llamará Noah. ¿Le ha dado un consejo su hermana, Carla, para afrontar la maternidad? Por ahora no. Pero tampoco pido consejos a nadie. Soy una embarazada muy relax: no leo libros, ni me estoy volviendo muy loca. ¿Se puede ser 'it-girl' estando embarazada? Lo de 'it-girl' es un término algo 'demodé'. ¡Vamos a renovarnos, por favor! Se puede estar embarazada y divina de la muerte. Pero, ¿le cuesta escoger modelos antes de salir a la calle? Sí, cada vez es más difícil. El mundo premamá lo tenía muy desconocido y ahora lo estoy descubriendo yendo a tiendas especializadas o firmas con líneas para mujeres como yo. ¿Y le cuesta renunciar a los tacones? No, aunque prefiero ir de plana, ya esté embarazada o no. Eso sí, si el tacón es cómodo y bueno, me los pongo encantada. Lleva muy poco tiempo con su pareja. ¿Por qué han decidido tener un bebé tan pronto? Es cierto que estamos saliendo desde hace un año y poco, pero desde el principio ya queríamos tener un hijo. Es algo súper buscado. ¿No teme bajar el ritmo laboral ahora que había conseguido su hueco en la moda? No, la verdad es que no. Ahora mismo mi prioridad es mi niño y mi familia. Obviamente, habrá un parón por el bebé, pero luego me voy a reenganchar. ¿Y lo de casarse no entra en sus planes? No soy tan tradicional. Yo respeto mucho la idea de casarse, pero ya tengo una edad, treinta y tres, y tengo las cosas muy claras. Para mí, la boda es un trámite jurídico. Pero sí que nos queremos casar nosotros dos solos... ¿En un destino remoto? No, en Las Vegas. Nos vamos a casar allí los dos en una ceremonia rockera. Probablemente, sea antes de que de a luz, antes o después verano. De hecho, tiene pensado viajar en los próximos meses a Estados Unidos. Sí, en junio. Daré a luz en Nueva York, si Dios quiere. ¿Su familia no se va a enfadar si no les invita a la boda? No, porque ya se lo vengo avisando desde hace mucho tiempo, que algún día volveré a casa con el anillo de casada. Tienen muy asimilado que nunca haré una boda 'portada de 'Hola', con 500 invitados. Hable un poco de su pareja... Marcelo es un banquero que trabaja en Nueva York. También tiene inversiones en Argentina. Es una persona muy buena, con un corazón de oro. Es guapísimo, está enamoradísimo de mí y somos muy felices. Suena muy 'chessy', pero es así.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon