Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Venezuela considera que el nuevo veto migratorio de Donald Trump es "terrorismo psicológico"

Logotipo de El Mundo El Mundo 25/09/2017 DIEGO SANTANDER

El presidente estadounidense

Donald Trump

ha vuelto a sancionar al gobierno de

Nicolás Maduro

al incluir el domingo a Venezuela en la

lista de países con prohibición

de viaje a Estados Unidos, junto con Chad y Corea del Norte, lo que ha desatado la furia de Caracas, que considera la decisión una suerte de "terrorismo psicológico y político" en su contra para "forzar un cambio en el gobierno".

"Este tipo de listas constituyen en sí mismas una forma de terrorismo psicológico y político (...). Pretende ejercer presión sobre las instituciones del Estado venezolano y los pretendidos funcionarios públicos sancionados para coaccionar o forzar un cambio en el gobierno venezolano", ha indicado la Cancillería en un comunicado.

El canciller Jorge Arreaza, tras su intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas, ha afirmado que a pesar de que el "gobierno extremista y supremacista" de Trump ataca a Venezuela, Maduro siempre buscará el diálogo.

"Ojalá el presidente Maduro pueda visitar al presidente Trump. Son unas pretendidas sanciones más para justificar y armar un expediente en la opinión pública contra Venezuela", ha dicho a los periodistas.

Las nuevas sanciones de Washington están dirigidas exclusivamente contra funcionarios -y sus familiares- de varios organismos del Estado porque "no cooperan en la verificación de si sus ciudadanos representan una amenaza a la seguridad nacional o la seguridad pública".

La sanción contra Venezuela no afecta a sus ciudadanos, como si ocurre con Corea del Norte, Chad, Irán, Libia, Siria, Yemen y Somalia.

El Gobierno de Maduro ha calificado esta decisión de "irracional" y ha denunciado que se trata de "acciones inamistosas y hostiles", que a su juicio buscarían "justificar la utilización de temas tan serios como la lucha contra el terrorismo como un medio para alcanzar objetivos políticos".

Los funcionarios afectados son los del ministerio de Interior y Justicia, Relaciones Exteriores y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (la policía política de Maduro), entre otros.

El presidente de la comisión de Política Exterior del Parlamento -de mayoría opositora-, diputado Luis Florido, ha señalado que las sanciones evidencian "la violación de derechos humanos y la corrupción" de esos funcionarios, y ha recordado que la Unión Europea evalúa tomar medidas similares.

Este nuevo veto de los Estados Unidos se ha producido dos días después de que Canadá también impusiera sanciones contra Maduro y otros 39 funcionarios venezolanos, como "un claro mensaje de que su comportamiento antidemocrático tiene consecuencias".

La mayoría de los países de la región y varias naciones europeas, con Estados Unidos a la cabeza, han criticado en la ONU el estado de la democracia venezolana, mientras que pocos gobiernos, entre ellos Corea del Norte y Bolivia, han respaldado a Maduro.

¿Y el diálogo?

© Proporcionado por elmundo.es

Se espera que el miércoles se retomen los

contactos en República Dominicana

entre la oposición y el gobierno de Maduro para evaluar las bases de un eventual diálogo que permita superar la crisis, auspiciado por el presidente de ese país, Danilo Medina, el ex presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, además de México, Chile, Bolivia y Nicaragua.

El líder opositor, Henrique Capriles, ha reiterado que no es optimista sobre las posibilidades de estas conversaciones a menos que se garantice el "acompañamiento internacional de gobiernos democráticos".

"El diálogo para la mayoría de los venezolanos suena a burla. El diálogo suena al gobierno comprando tiempo. No soy optimista porque a este gobierno lo único que le importa es mantenerse en el poder", ha aseverado desde el estado Zulia (occidente).

La coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no ha confirmado si sus delegados asistirán esta vez.

Ambos bandos políticos están inmersos en la campaña electoral para las

elecciones de gobernadores

, que se realizarán el 15 de octubre, mientras que en Venezuela la crisis económica se intensifica, obligando a los ciudadanos a lidiar con una inflación desbordada y una escasez de gasolina y efectivo.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon