Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vuelve a fracasar elección de presidente en Líbano

dw.com dw.com 30/04/2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

El segundo intento del Parlamento libanés de elegir un nuevo presidente volvió a fracasar al no alcanzarse el quórum necesario.

El segundo intento del Parlamento libanés de elegir un nuevo presidente volvió a fracasar este miércoles (30.4.2014) al no alcanzarse el quórum necesario: sólo 76 de los 128 diputados acudieron a la cámara, cuando se requiere la presencia mínima de 86 para que la votación sea válida.

El presidente del Parlamento, Nabih Berri, aplazó la sesión para el próximo 7 de mayo y dijo que habrá dos intentos más para que los partidos se pongan de acuerdo en un presidente de consenso. "No me quedaré callado" en el caso de que no lo logren, aseguró sin dar detalles.

La primera votación ya terminó sin acuerdo el pasado 23 de abril, cuando ninguno de los candidatos logró el apoyo de dos tercios necesario para imponerse. Quien sumó un mayor apoyo fue el ex comandante miliciano cristiano Samir Geagea, con 48 votos, nominado por el sunita Movimiento del Futuro, de Saad Hariri. Geagea pertenece a las Fuerzas Libanesas de derecha y es respaldado también por Occidente y Arabia Saudí.

Mandato de Suleiman vence el 25 de mayo

El favorito de los chiitas de Hizbolá es el ex general Michel Aoun, pero sin embargo no ha sido nombrado oficialmente candidato hasta el momento. Otros candidatos son Henri Helou, presentado por el líder druso Walid Yumblatt, y el ex presidente Amine Gemayel.

El mandato de seis años del actual jefe de Estado, Michel Suleiman, vence el 25 de mayo. Si los partidos no se ponen de acuerdo en un sucesor hasta entonces, el país podría verse amenazado por un vacío de poder.

A las divisiones internas en Líbano se suman ahora las disputas por la guerra en Siria. Mientras los sunitas apoyan a la oposición, los chiitas de Hizbolá están incluso en el campo de batalla apoyando al presidente Bashar al Assad.

En Líbano rige un sistema proporcional que reparte los distintos cargos entre representantes de diversas religiones. Según ese sistema, sólo un cristiano maronita puede ser presidente, mientras un chiita preside el Parlamento y un sunita el gobierno.

CP (dpa, efe)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon