Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Warner exigió a Interior cubrir a Piolín para no dañar su imagen

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 27/09/2017

El Moby Dada, en el que se alojan policías llegados a Catalunya por el 1-O, ayer en el puerto de Barcelona © Image LaVanguardia.com El Moby Dada, en el que se alojan policías llegados a Catalunya por el 1-O, ayer en el puerto de Barcelona

Puestos a cachondearse, el medio millar de policías y guardias civiles que duermen en los camarotes del crucero Moby Dada decorado con las caricaturas de Piolín, el gato Silvestre y el Demonio de Tasmania han sido los primeros en echarse unas risas y tomar con humor las pésimas condiciones en las que han sido acomodados en Barcelona. El sábado, unos operarios trataron de tapar con lonas las figuras de los dibujos animados. Una maniobra de camuflaje que desató una campaña internacional que exigía la inmediata liberación del canario. La pregunta fue instantánea: “¿A qué lumbreras del Ministerio del Interior se le ha ocurrido semejante medida?”. Pues no. Fue la todopoderosa compañía Warner Bros., con derechos de imagen de los tres dibujos animados que amenizan el exterior e interior del barco, la que exigió esta semana al Gobierno que o escondía a sus muñecos u obligaba a la naviera a llevarse la embarcación.

La Vanguardia telefoneó ayer tarde a la responsable de comunicación de Warner en España, quien declinó hacer ningún tipo de declaración. Pero una fuente oficial al corriente de los quebraderos de cabeza que el barco está causando estos días al Ministerio del Interior confirmó a este diario la información.

Durante los últimos días, los técnicos del Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno en ­Catalunya trataron de dar con la mejor solución para ocultar los personajes. Conscientes de que cualquier solución sería mala, evitarían un conflicto de derechos de imagen con la Warner, compañía que ha visto como en los últimos días su canario se ha convertido en icono del movimiento independentista y protagonista en muchas concentraciones. Hasta el omnipresente activista Julian Assange pidió estos días la puesta en libertad de Piolín.

El pasado fin de semana unos operarios decidieron cubrir a los tres muñecos con unas lonas gigantes que descolgaron desde la cubierta. Pero el invento no funcionó. Los plásticos se movían, el canario reaparecía a merced del viento, y los policías y guardias civiles que duermen en los camarotes con vistas a los dibujos animados se quejaron, y con razón, porque se habían quedado sin la poca luz y aire que les entraba por las escotillas.

El Moby Dada es, junto con el Rhapsody y el Azzurra, los tres ­cruceros que el Ministerio del Interior alquiló de urgencia para hospedar a parte del operativo de guardias civiles y policías nacio­nales trasladados a Catalunya para impedir el referéndum del 1 de ­octubre.

Las risas, chistes y mofas por los dibujos animados del casco de uno de los tres barcos tapó otra ­realidad menos divertida para los agentes hospedados: diminutos camarotes para cuatro, que tras protestas lograron ocupar sólo dos. Algunos sin ventanas, apenas luz y sin conexión a internet en buena parte de los barcos. La comida también fue motivo de protesta. Tras el primer desayuno, algunos a punto estuvieron de amotinarse. El ministerio reaccionó y subcontrató un nuevo servicio de catering.

Además, estar hospedado en un muelle tiene otros inconvenientes, como la movilidad. No se entra y sale del recinto portuario con la ­libertad de los que están dur­miendo en un hotel o cuartel militar. Pero “mejor no quejarse en voz alta”, admite un policía. El último que lo hizo y compartió un vídeo en el que se mo­faba de su camarote fue expedientado y enviado de vuelta a casa.

Piolín seguirá tapado.

Volver a reproducir vídeo
SIGUIENTE
1
Cancelar
SIGUIENTE
SIGUIENTE

Vídeo proporcionado por El País

MAS EN MSN:

Pedro Sánchez se desmarca de los movimientos del fiscal General en el 1-O

Felipe González: La situación catalana es lo que más me ha preocupado en 40 años

Lo mejor de MSN en cualquier dispositivo


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon