Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ximo Puig: “Si los actores de este proceso no son capaces de dialogar, deben apartarse”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 Maria Josep Serra
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. © Kai Försterling El presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

"Hoy España no es la misma que ayer. Nos guste o no, ha cambiado y tenemos la responsabilidad desde la política de cerrar heridas y buscar la España abierta, plural y respetuosa con todas sus formas de sentir y de ser", ha señalado el presidente del Gobierno valenciano, el socialista Ximo Puig, durante su intervención en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea. Para el líder del PSPV, es necesario recuperar el espíritu de los constituyentes, "respetar para convivir, dialogar para sumar y acordar para avanzar".

MÁS INFORMACIÓN

  • Rajoy cita a Sánchez y a Rivera para comprobar su apoyo a las nuevas medidas
  • Fotos: El referéndum de independencia en Cataluña (II), en imágenes

Como alternativa el jefe del Ejecutivo propone articular un Estado de las autonomías del siglo XXI, un Estado federal basado en la Declaración de Granada que propuso en su día Alfredo Pérez Rubalcaba. Puig, que ha manifestado sentirse decepcionado ante los dicursos que protagonizaron tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el catalán, Carles Puigdemont. "Lo digo bien claro: Si los actores de este proceso no son capaces de dialogar deben apartarse", ha reclamado.

Puig ha asegurado que ayer España y el mundo asistieron al mayor fracaso de la política en toda nuestra democracia. "Las imágenes cristalizan una ruptura emocional. Se dio un paso atrás cuando había que dar pasos adelante", ha remarcado el líder socialista para el que la violencia nunca es la respuesta a un problema político.

Puig ha abogado por tender puentes y por fijar una agenda para solucionar la crisis territorial que tenga en cuenta que no se puede afrontar el problema de Cataluña sin atender la crisis territorial en su conjunto, y que Cataluña no puede servir de excusa para detener las reformas que son necesarias. "En democracia no se vence, se convence. La democracia es votar, es el sufragio universal, pero es mucho más", ha reivindicado Puig.

El presidente valenciano ha criticado la "xenofobia de baja intensidad" con "abundantes excesos de demagogia" que se ha propagado durante años en el marco político. Para Puig, las partes en conflicto han permitido "que una fractura llegue al límite". La fractura entre los catalanes partidarios y opuestos a la independencia, entre Cataluña y el resto de España, y entre instituciones. Puig ha insistido en la necesidad de rebajar la tensión y recuperar el diálogo institucional.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon