Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Y esto, ¿cómo acaba?

Logotipo de Cadena SER Cadena SER 26/09/2017 José Luis Sastre
© Proporcionado por Cadena SER © Proporcionado por Cadena SER

Hay una carrera con los símbolos que te atropella solo con pisar la calle, que hace que el procés esté en cualquier parte aunque no se vea, como si los símbolos pudieran permanecer latentes en el subconsciente de una ciudad. El procés es eso que no se ve pero se toca. Desde luego, es lo que se oye, porque se presenta en casi todas las conversaciones. En los últimos días, toma forma de pregunta: "¿Y esto, cómo acabará?". La pregunta es retórica, ya se habrán dado cuenta. También Kafka escribió una novela a la que llamó El Proceso y la dejó inacabada.

Los símbolos apelan a la épica y por eso prenden tan bien, ahora que en vez de hablar de ideologías todo el mundo se ha puesto a hablar de identidades. Las palabras se dirigen a la razón y las imágenes, a la emoción, según enseña el catedrático Roman Gubern, y el debate catalán, en esta fase determinante, se ha llenado de iconos, que es lo que mejor venden en sus países los corresponsales extranjeros.

Existe un mensaje en que uno de esos símbolos sea a estas alturas Piolín, atracado en el puerto de Barcelona. Tiene que ver con la necesidad de desdramatizar una situación que, en lo político, es crítica. La broma señala que el escenario es serio y por eso todo se ha cargado de símbolos. Como la política ha sido incapaz, asistimos a la fase de los estados de ánimo. Los hay a granel: expectación, ilusión, desasosiego. El filósofo Rubert de Ventós, que ayer visitó a los universitarios enclaustrados en Barcelona, nos dijo que él, a sus 78 años, lo que tiene es temor. ¿Temor a qué? "El temor, como la incertidumbre, es indefinido".

Crecen los símbolos al ritmo al que se agitan los estados de ánimo y las incertidumbres. Las últimas imágenes las promocionan algunos de los defensores de la unidad, con juras de bandera como las que el PP quiere en Madrid y aplausos a la Guardia Civil enviada a Cataluña al inquietante grito de ‘A por ellos’. "¿Y esto cómo acaba?", se oye que preguntan en las calles, lo mismo que en las cancillerías.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Cadena SER

image beaconimage beaconimage beacon