Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Yo me compré el 'iPhone extremeño' Zetta (y me llevé un móvil chino)

El Confidencial El Confidencial 17/10/2016 Jaume Esteve

"Fue un regalo de Navidad". Así comienza el relato de Darío Agudo, dueño de uno de los teléfonos Zetta que, en han resultado ser un engaño: bajo la apariencia de un móvil "diseñado y ensamblado en Extremadura" no se escondía otra cosa que un terminal de la marca china Xiaomi. En concreto, el que compró Agudo, era un Redmi Note 2. "Lo que más me duele es la tomadura de pelo", afirma entre risas.

Agudo se toma la noticia del Zetta con un punto de humor, y también de reisgnación. En conversación telefónica con Teknautas explica su experiencia con un Zetta Conquistador 5.5 Gold, que recibió las pasadas navidades a modo de regalo. "Mi teléfono había muerto unos meses antes. Era un Huawei, que por lo menos sabía que era un móvil chino", bromea. Con los meses, Agudo recibió otro móvil chino aunque lo que le vendieron a su madre, y a otros tantos compradores, fuera un móvil extremeño.

Agudo se puso a la búsqueda de un nuevo terminal y decidió que, en la medida de lo posible, iba a apoyar a la industria local. "Siempre intento respaldar el negocio regional o nacional. Siempre que puedo tiro para casa, aunque sea un poco más caro", recuerda. Su madre, sabedora de su situación, decidió encargarse de comprar el teléfono y regalárselo a su hijo por Navidad: "El teléfono va bien, pero en lugar de pagar los 160 que cuesta en el mercado, pagó 235. Duele haber pagado 80 euros de más por dos pegatinas".

Darío Agudo, en el centro con el teléfono en la mano, durante su intervención en el programa de radio 'laBerrea98' © Proporcionado por El Confidencial Darío Agudo, en el centro con el teléfono en la mano, durante su intervención en el programa de radio 'laBerrea98'

El testimonio de Agudo deja bien a las claras que los responsables de Zetta no se molestaron en exceso en disimular el engaño de sus teléfonos. "El teléfono tiene una bellota en la parte trasera, pero del roce de meterlo en el bolsillo se despegó", explica. Detrás de esa pegatina, apareció un logo que poco tenía de extremeño: el de Xiaomi. "No le di mayor importancia, porque era un teléfono y funcionaba bien".

Lo que la madre de Agudo había comprado era, en realidad, un terminal de Xiaomi. La marca china está especializada en fabricar 'smartphones' que cuentan con unas buenas especificaciones técnicas en relación con el precio de venta al público. La firma acostumbra a vender sus terminales dentro del espectro de la gama baja y media (entre los 100 y los 400 euros) y fue ahí donde Zetta vio el filón: revender un producto con un notable apartado técnico a un precio algo superior pero que todavía era competitivo respecto a la competencia.

La misma caja que utiliza Xiaomi

La jugada fue maestra hasta que usuarios de Forocoches entraron en escena y destaparon el engaño. A las pocas horas, Agudo apareció en la radio pública de Extremadura, en el programa 'laBerrea98', con su terminal a cuestas, para demostrar que todas aquellas habladurías eran ciertas. Y uno de los aspectos que más le llamó la atención era el poco cuidado a los detalles que habían prestado en Zetta. Que el logo de Xiaomi apareciera debajo de la bellota en la parte trasera del teléfono era sólo el principio.

"Hasta la caja es la misma de Xiaomi. Le han puesto una bandera de Extremadura de lado a lado para tapar el logotipo", ilustra Agudo. No acaban ahí los descuidos: tal y como se había mostrado en Forocoches, el teléfono de este joven extremeño también tenía el logo de Xiaomi escondido detrás de una pegatina de Zetta en el hueco de la batería.

Agudo muestra su disconformidad con un engaño que ha llegado hasta las instituciones públicas de la comunidad: "Me parece flagrante que hayan estado en televisiones o que hayan visto al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Y luego decían en la web que hasta habían viajado a China, donde descubrieron que las grandes empresas fabrican allí sus productos. No me hace falta viajar hasta allí para saber que Apple hace los iPhone allí".

"El problema es que te venden un teléfono con unas características técnicas que en realidad no tiene", prosigue Agudo. "Por ejemplo, en la caja te dice que viene con Gorilla Glass para proteger la pantalla, y es mentira. Y luego utilizan el nombre de Extremadura para vender un producto supuestamente local, diseñado y ensamblado aquí, que también es mentira. Jurídicamente parece una estafa de las gordas".

Fernando Nieto, presentador en la radio pública extremeña, muestra la caja del móvil Zetta de Dario Agudo que, en realidad, es una caja de Xiaomi. © Proporcionado por El Confidencial Fernando Nieto, presentador en la radio pública extremeña, muestra la caja del móvil Zetta de Dario Agudo que, en realidad, es una caja de Xiaomi.

"Me los imagino una noche de fiesta. '¡Ponemos una pegatina al móvil y lo vendemos!' Pero no me puedo creer que tres adultos se plantearan seriamente montar un negocio que no es serio desde el principio", argumenta.

Un detalle relacionado con Zetta y escuchado en boca de Agudo revela hasta qué punto todo lo relacionado con la firma olía a chamusquina. "La tienda oficial de Mérida es un bazar chino de esos que vende de todo. Las fundas oficiales del teléfono valían veinte euros pero el chico me dijo que me llevara una de dos euros, que valía igual. Cuando se me rompió la pantalla, la reparación me costó tres euros. Si vendían un protector de veinte euros para una pantalla que costaba tres, ¿qué márgenes estaban sacando?"

¿Qué hacer si has comprado un móvil Zetta?

Facua fue rauda ayer al hacer públicos los derechos de los consumidores que se han hecho con un teléfono de la marca extremeña, que señala haber vendido 1.200 unidades: la firma debe devolver el dinero a los usuarios. De la misma opinión es la abogada Cristina Martínez Laburta, de C&ML Servicios Jurídicos: "Cada comprador o distribuidor de teléfonos Zetta podría solicitar la declaración de nulidad del correspondiente contrato, con las consecuencias restitutorias e indemnizatorias propias".

Según la letrada, los responsables de Zetta habrían podido incurrir, presuntamente, "en uno o varios delitos de estafa, siempre que la transacción económica haya estado por encima de 400 euros, por cada consumidor que haya adquirido sus teléfonos". De ser condenados, los creadores de Zetta podrían atenerse "a una pena de prisión de seis meses a tres años".

Actualización: La empresa ha emitido un comunicado oficial en el que asegura que las manifestaciones vertidas en distintos foros y medios son "no contrastadas". Mantienen la versión de que el móvil Zetta está diseñado y realizado por ellos "con el apoyo de cadenas de producción chinas" y explica que "en otros modelos comparte componentes electrónicos con algunas empresas del sector asiático".

Imagen de un terminal Zetta donde se aprecia el logo original. (KrAzYtHeBoY/Forocoches) © Externa Imagen de un terminal Zetta donde se aprecia el logo original. (KrAzYtHeBoY/Forocoches)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon