Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

YouTube amenaza a los sellos ‘indie’ con bloquear todos sus vídeos

EL PAÍS EL PAÍS 18/06/2014 Tommaso Koch
Una joven escucha música en YouTube. © GORKA LEJARCEGI Una joven escucha música en YouTube.

Cuestión de días. Faltan muy pocos para que YouTube bloquee los vídeos de artistas de decenas de discográficas independientes, según ha declarado el jefe de contenido del portal, Robert Kyncl, al Finacial Times. Y una semana habrá que esperar para la respuesta que prepara Impala, la principal asociación que reúne a las discográficas indie: una denuncia ante la Dirección General de Competencia de la Unión Europea.

La pelea surge a raíz de una negociación fracasada. El coloso de los vídeos, propiedad de Google, está a punto de lanzar un servicio de streaming musical al estilo de Spotify y Deezer. Tras alcanzar un acuerdo para contar con las canciones y los artistas de las tres majors principales (Sony, Universal y Warner), YouTube se sentó a hablar con los indie. Se presentó con una oferta "apropiada", según la compañía, pero “fuera del mercado”, según Marc Kitcatt, director de Everlasting Records y expresidente de Impala. De ahí que no hubiera acuerdo, sino el comienzo de una guerra.

“Nos han propuestos condiciones peores respecto a las multinacionales y a las que tenemos con servicios parecidos, como Spotify o Deezer. Quizás se hayan gastado demasiado en el acuerdo con las majors y ya no tengan dinero para los independientes”, argumenta Kitcatt. Lo que cuesta entender –también al propio expresidente de Impala- es la conexión entre el portal y su servicio de streaming. Es decir, ¿si YouTube no alcanza un acuerdo para contar con los artistas indies en su nuevo producto, por qué bloquea sus vídeos también en su página original? “Es un abuso, romperían el acuerdo unilateralmente”, agrega Kitcatt. Desde Google sostienen en cambio que los acuerdos para el nuevo servicio de streaming son globales y obligan a actualizar y renegociar licencias y condiciones de los pactos anteriores, lo que justificaría el bloque de los vídeos. La compañía también asegura que ya cuenta con el sí del "95%" del mercado musical. 

Sin embargo, la británica BBC incluye entre los artistas que serían afectados por la medida a pesos pesados como Adele, Arctic Monkeys y Radiohead. De hecho, el guitarrista del grupo de Thom Yorke ha acusado a Google de “forzar” a las discográficas independientes a aceptar tarifas demasiado bajas. Aunque lo cierto es que Radiohead y su líder llevan años atacando también los otros servicios de streaming por las ganancias supuestamente mínimas que garantizan a los artistas. “Es el último pedo de un cuerpo agonizante”, llegó a decir Yorke de Spotify, del que retiró sus canciones.

Sea como fuere, además de los sellos y los músicos, los afectados por el bloque serían los millones de usuarios que ya no encontrarían miles de vídeos en el principal portal del mundo. Más aún teniendo en cuenta un estudio de 2012 de la consultora Nielsen que concluyó que YouTube ya se había convertido en la forma más habitual de escuchar música para los jóvenes.

La medida afectaría a artistas como Adele, Arctic Monkeys y Radiohead

“Estamos lanzando un servicio de suscripción que va a proporcionar a nuestros socios musicales nuevos ingresos por el streaming, además de los millones de dólares que YouTube ya genera para ellos cada año”, ha defendido un portavoz del portal a la BBC. En la eterna partida de ajedrez entre los colosos del mercado, el nuevo servicio responde también a un lanzamiento parecido que acaba de hacer Amazon para sus usuarios registrados, de momento en Estados Unidos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon