Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Zidane: “Bale tiene una sobrecarga y no queremos arriesgar”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 30/09/2017 Eleonora Giovio
Zidane supervisa uno de los rondos en el entrenamiento de este sábado en Valdebebas. © JJGuillen Zidane supervisa uno de los rondos en el entrenamiento de este sábado en Valdebebas.

El Real Madrid recibe este domingo (20.45, Movistar Partidazo) al Espanyol en el Bernabéu. Los de Zidane todavía no han ganado en casa pese a haber generado muchas ocasiones de gol. Falta de puntería y de acierto, han coincidido todos los jugadores. ¿Por qué se resiste tanto la victoria en el Bernabéu?, le preguntaron esta mañana al técnico francés. Ni quiso pronunciar la palabra gafe. "Tenemos la posibilidad mañana de cambiar eso, no vivimos del pasado", contestó.

MÁS INFORMACIÓN

  • Los vaivenes de Cristiano Ronaldo
  • Sorteo de la Copa del Rey: Elche-Atlético, Murcia-Barcelona y Fuenlabrada-Real Madrid, en dieciseisavos
  • Las horas extra de Dani Carvajal

No recupera a ninguno de los lesionados para el partido de mañana. Theo y Marcelo siguen sin trabajar con el grupo, igual que Benzema y Kovacic. Gareth Bale tampoco se ha unido a sus compañeros después de retirarse con un calambre en la parte posterior del muslo el martes en Dortmund. "Vamos a ver mañana si estará, tiene una sobrecarga, no es nada importante. No queremos arriesgar, ya veremos mañana", explicó Zidane, que no descartó al galés para el partido contra el Espanyol.

Cuesta creer, sin embargo, que entre en la convocatoria sin haberse entrenado con sus compañeros y en el último partido previo a los compromisos internacionales. Sus antecedentes con las recaídas obligan al cuerpo técnico a ser muy precavido con el galés.

El que sí estará mañana y que busca su primer tanto en Liga es Cristiano Ronaldo, que en Dortmund pasó la pelota al presidente cuando le preguntaron por una posible renovación. ¿Necesita que le renueven y que le mejoren el contrato?, le preguntaron a Zidane. "No creo, yo le veo bien, lo que más le interesa es el campo, jugar, marcar.  Más allá del contrato, en lo que yo no me voy a meter, lo que más le interesa a Cristiano es estar mañana en el campo y marcar", contestó.

De nuevo le insistieron sobre las causas de las dos caras del equipo, imbatible fuera de casa, incapaz de ganar en su propio estadio. ¿Se cierran más los rivales o la presión del público es mayor? "La afición es la que tenemos de toda la vida y no la queremos cambiar. No podéis pensar que a nosotros no nos gusta jugar aquí, al contrario, si pudiéramos jugar todos los partidos aquí, sería mucho mejor. Hemos perdido puntos, sí [siete de nueve], el pasado no lo podemos cambiar, podemos cambiar el futuro a partir de mañana, vamos a hacer lo posible para sumar los tres puntos", respondió.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon