Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La lucha por el voto femenino en España

El feminismo se ha metido de lleno en la campaña electoral de las elecciones generales del 28 de abril en España. Después de la huelga y las protestas masivas que se vieron en todo el país el 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer, los partidos de izquierdas reclaman los derechos de las mujeres, mientras los más conservadores critican lo que consideran "feminismo radical". Pero, ¿cuáles son sus propuestas y cómo enfrentan las mujeres en España estas elecciones? Analizamos con ellas los avances reales en temas fundamentales como la violencia de género o la desigualdad laboral, y cómo logros históricos como la ley del aborto vuelven a abrirse a debate por un creciente apoyo a la ultraderecha. El voto femenino puede inclinar la balanza. El sondeo del CIS revela que un 60% de los electores indecisos son mujeres. Para las más jóvenes, es el momento de exigir un verdadero cambio : "Creo que hay confusión en mucha gente que necesita saber lo que es el feminismo", asegura una joven. "Se habla mucho de que una de cada tres chicas asesinadas no lo ha denunciado, pero las otras dos lo han hecho y no se ha hecho nada", asegura otra. Euronews se ha acercado al Espacio Encuentro Feminista de Madrid para analizar con la socióloga y politóloga Cristina Monge el auge del movimiento feminista en España y por qué los partidos han convertido la lucha de las mujeres por la igualdad en un tema central de su campaña. "Una de las razones del auge del movimiento feminista en España es una ola de movilizaciones que comienza con la 15M y que dibuja una sociedad mucho más activa y participativa, es un movimiento movilizador, la gente lo está poniendo entre sus prioridades". Sexismo, desigualdad salarial, techo de cristal, inseguridad laboral, actitudes machistas, en definitiva, siguen arraigadas en la sociedad española. Las mujeres en España cobran un 15,1% menos que los hombres, según datos de Eurostat. Y, además, son los trabajos menos reconocidos, la limpieza y los cuidados, los que generalmente se asocian a las mujeres. Las Kellys, limpiadoras de pisos, salen todos los meses a la calle para luchar contra esa desigualdad: "No sólo la desigualdad salarial, sino también trabajos específicos que hacen que parezca que estamos predeterminados para ellos y que estamos trabajando en condiciones de explotación que no se parecen al siglo XXI, hay mujeres que todavía están de rodillas", explica una de ellas. Otra de las principales asignaturas pendientes es la lucha contra la violencia machista. Las denuncias han aumentado en el último año. La fundación Ana Bella trabaja para ayudar a las mujeres que la sufren. Nos han invitado a uno de sus talleres: "Dentro del pacto de estado, las principales propuestas que hemos hecho desde la fundación se basan principalmente en el hecho de que una mujer no necesita denunciar para poder entrar en un refugio. Por otro lado, es importante que ayuden a la inserción laboral, y además, es importante que todas las personas que participan en el proceso de ayuda a las víctimas de la violencia de género, tengan una formación muy intensa de todo lo que conlleva el maltrato", manifiesta Beberly Barragán, responsable de Recursos Humanos en la Fundación Ana Bella Propuestas de los partidos: Además de cumplimentar ese pacto de Estado, el PSOE ha incluido en su programa un apartado específico para una “España feminista” que propone modificar el código penal, una ley para la igualdad de oportunidades o una ley integral contra la trata. Y la coalición de Podemos ha cambiado su nombre a Unidas Podemos. Por su parte, el PP propone un pacto nacional contra la brecha salarial y Ciudadanos defiende lo que llaman un “feminismo liberal”, que incluye medidas para regular la prostitución y la maternidad subrogada. "En el lado conservador, la verdad es que da un poco de miedo ver propuestas de extrema derecha como la vox, que cuestiona temas básicos como el derecho al aborto, algo que ya está bien establecido en la sociedad española, y que ahora vuelve al debate público con un cuestionamiento de los derechos de las mujeres. Y en medio tenemos a Ciudadanos, que no querían perderse la movilización del 8 de marzo y apostar por ese discurso feminista liberal, que es algo que genera mucha controversia porque desde el punto de vista teórico y filosófico es difícil de entender". Apenas encontramos mujeres entre los cabezas de lista al Congreso. El más paritario es el partido socialista, que se ha presentado como el más feminista de la historia al formar un consejo de “ministras” con 11 mujeres y solo 6 hombres. Para Cristina Monge "El hecho de contar con listas paritarias es un tanto anecdótico porque no se traduce en una mayor participación de las mujeres ni en una mayor presencia de mujeres en puestos de responsabilidad dentro de cada uno de los partidos políticos". A la espera de saber cómo quedará configurada la cámara de los diputados y lo que dará de sí el complicado juego de mayorías y pactos, lo único que está claro es que el próximo presidente del Gobierno de España será de nuevo un hombre. En España, las mujeres cobran un 15,1% menos que los hombres, según datos del proveedor de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.
image beaconimage beaconimage beacon