Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.
SIGUIENTE
El pueblo de la J

Ledezma llega a Madrid tras huir de Caracas: “Venezuela está en el abismo”

Al opositor venezolano Antonio Ledezma, bajo arresto domiciliario desde 2015, le tocaban cada día dos veces a la puerta. A las ocho de la mañana y las ocho de la tarde. Los funcionarios encargados de su vigilancia en Caracas le tomaban una foto, estampaban sus huellas en una cartilla y regresaban 12 horas más tarde. Por la fuerza de la costumbre, la escolta se fue relajando poco a poco y el trámite de la noche dejó de ser sagrado. El jueves, tras planearlo con antelación, cumplió el primer pase de revista con toda tranquilidad, como si no fuera a ocurrir nada extraordinario, y a continuación se escapó por carretera hasta Colombia, dando por seguro que nadie se daría cuenta hasta el día siguiente. Este sábado, al llegar a Madrid en un vuelo comercial desde Bogotá, se sobresaltó al escuchar que se había fugado de Venezuela: "Los presos políticos no se fugan, se liberan a sí mismos". Ledezma, de 62 años, ha sido recibido hoy por el presidente español, Mariano Rajoy, que le ha transmitido su compromiso de trabajar por una solución plenamente democrática para Venezuela, que "necesariamente" ha de pasar por la liberación de los presos políticos y la convocatoria de elecciones, informa Efe. El Ministerio de Asuntos Exteriores venezolano ha rechazado la reunión, que ha calificado de "acto inamistoso" contra las "instituciones democráticas de Venezuela". Es el primer encuentro de una gira que le llevará por todo el mundo explicando su visión sobre lo que está ocurriendo en su país. "Venezuela no es que esté al borde del abismo, es que está ya en el abismo", destacó. MÁS INFORMACIÓN Antonio Ledezma escapa de su arresto domiciliario en Venezuela y huye al extranjero La policía excarcela a Ledezma y lo devuelve a arresto domiciliario Trump considera a López y Ledezma “presos políticos retenidos ilegalmente” El opositor añadió que después de más de 1.000 días preso había llegado el momento de denunciar "los desmanes" del presidente venezolano Nicolás Maduro. "En este viaje por carretera que hice hasta la frontera de Colombia vi a mujeres y niños rebuscando en la basura. Es un crimen que eso pase en uno de los países más ricos en petróleo del mundo", explicó. En el aeropuerto le esperaban su esposa Mitzy Capriles y sus dos hijas, Miitzy y Antonietta, esta última embarazada. La familia aseguró no haber sabido nada de los planes de evasión de Ledezma hasta el último momento. "Nunca nos hizo partícipe, hasta el final no sabíamos que vendría", dijo su mujer, que lleva tiempo viviendo en Madrid. El exalcalde de la capital venezolana, arrestado por una supuesta conspiración contra Maduro, entró a territorio colombiano este viernes solo y tras un viaje de 15 horas por tierra. Llegó de madrugada y tuvo que esperar varias horas a que amaneciera y abriera el puente Simón Bolivar. En su primera declaración desde la ciudad fronteriza de Cúcuta aseguró que "vivió una travesía" antes de pisar territorio colombiano. En el camino sorteó 29 puestos de vigilancia, lo que abre el interrogante de si Ledezma recibió ayuda desde dentro del sistema. Gobierno Bolivariano de Venezuela expresa su rechazo ante las acciones del Presidente del Gobierno de España, @marianorajoy , tras recibir al prófugo de la justicia venezolana, Antonio Ledezma, enjuiciado por los delitos de conspiración y asociación para delinquir. pic.twitter.com/8pjeXfC46G — Jorge Arreaza M (@jaarreaza) 18 de noviembre de 2017 Colombia tampoco puso ningún impedimento a su escapatoria. Las autoridades migratorias explicaron que su entrada al país se registró de forma legal debido a que no existe una orden de captura internacional ni una solicitud formal de detención. El expresidente colombiano Andrés Pastrana, una de las piezas claves en la evasión de Ledezma, le esperaba también en el aeropuerto de Barajas. Pastrana dijo que la fuga se preparaba desde hace varios días y que él mismo pidió al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que diera garantías de seguridad al opositor huido mientras estuviera en su país, aunque Santos no le llegó a contestar. Fue el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien finalmente garantizó el trato preferencial a Ledezma. Pastrana cree que esta es una ocasión magnífica para que una voz autorizada de la oposición difunda su mensaje por el mundo. "Pero no hay que olvidar que todavía hay muchos presos políticos dentro y Maduro tiene la obligación de garantizarles la vida", agregó. Por su parte, Ledezma no tardó en pedir unidad a la oposición venezolana, a la que considera responsable de dar aire al Gobierno con sus diferencias. El político criticó abiertamente la decisión de algunos gobernadores opositores de reconocer la Asamblea Constituyente chavista, a la que considera ilegítima, y se mostró contrario al diálogo entre Gobierno y oposición previsto en República Dominicana para principios de diciembre. "Es una trampa", concluyó. Mientras él se va a embarcar en una gira internacional cuyo recorrido concreto está todavía por definirse, puertas adentro, Venezuela vive una profunda crisis. Las sanciones financieras por parte de Estados Unidos y su precaria situación económica han situado al país al borde de la suspensión de pagos.
image beaconimage beaconimage beacon