Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una autoescuela nos cuenta las dos normas básicas para no confundirse en las rotondas

Logotipo de Verne Verne 07/03/2018 Héctor Llanos Martínez

Guardia Civil ha intentado, una vez más, que los conductores aprendan a circular por las rotondas. Lo ha hecho publicando un vídeo en su cuenta de Twitter que se ha compartido casi 1.500 veces en menos de 24 horas. Pero el asunto sigue sin resolverse, a juzgar por las quejas de los usuarios en los comentarios de esta publicación en la red social. En Verne también hemos intentado aclararlo en otras ocasiones, así que hemos hablado con Ana Portillo, una profesora de autoescuela acostumbrada a ser más didáctica que todos nosotros.

La autoescuela El Portillo de Madrid ha hablado varias veces en su blog sobre el asunto de rotondas -"glorietas es el término reglamentario", puntualiza Portillo-. Esta profesora se encarga de cubrir la parte teórica del carnet de conducir y recurre a un par de vídeos de YouTube para enseñar a sus alumnos.

En el primero de ellos se encuentran las dos reglas básicas que, de cumplirlas todos los conductores, nos ahorraríamos muchos quebraderos de cabeza en las rotondas.

1.- Compórtate igual que si estuvieras en una carretera recta.

Nadie tomaría una salida en una carretera desde el carril izquierdo, en especial si tiene un coche pegado al lado derecho. "Primero se incorporaría al carril derecho adelantando de forma segura y luego tomaría la salida", recuerda Portillo a través del teléfono.

© Proporcionado por Verne

Si no haces esto en una carretera recta, ¿por qué sí en una glorieta?

Pues eso mismo es lo que hay que hacer en una rotonda. Hay que ir por el carril derecho para salir de la rotonda. Siempre.

¿Esto significa que todos los coches tienen que ir por el carril exterior de la rotonda?

No.

Tal y como explica esta ilustración compartida en la publicación de Guardia Civil en Twitter, si al incorporarte en la rotonda sabes que vas a salir por la primera o segunda salida más próxima, deber ir desde el principio por el carril derecho.

Si vas a tomar la salida más lejana de la rotonda, la tercera, o hacer un giro de 360 grados y tomar la cuarta salida, puedes ir por el carril derecho si la rotonda está vacía. Pero si hay más coches, lo mejor es que te incorpores por los carriles interiores. "Tendrás tiempo para luego pasarte al carril exterior, aunque siempre debes hacerlo con antelación suficiente, como lo harías en una recta", dice la profesora de autoescuela.

El vídeo y el gráfico recuerdan que hay que señalizar siempre con el intermitente derecho que se va a tomar la salida. Incluso aconseja, como medida preventiva, señalizar con el intermitente izquierdo cuando el coche vas a continuar en el carril.

¿Y qué pasa si estoy decidiendo sobre la marcha qué salida tomar o me he equivocado?

Pues que debes aplicar la segunda regla básica que recomiendan los expertos en tráfico.

2.- Da tantas vueltas a la rotonda por el carril interior como sean necesarias.

Hazlo hasta que tengas la oportunidad de tomar tu salida de forma adecuada. "Tampoco vas a perder tanto tiempo de vida por dar una o dos vueltas de más a una glorieta", asegura Portillo con toda la razón.

Ella también suele mostrar en sus clases este vídeo. Su autor graba la circulación de una rotonda desde un balcón y analiza qué coches se comportan con civismo y qué coches no lo hacen. El lío es monumental.

El Reglamento de Circulación explica que, "en las glorietas, los que se hallen dentro de la vía circular tendrán preferencia de paso sobre los que pretendan acceder a las glorietas".

"Todo se reduce a una cuestión de educación. Muy pocos van colándose en el supermercado con su carrito mientras esperan su turno para pagar en caja, así que no deberíamos hacerlo con el coche", comenta la profesora de autoescuela El Portillo. La solución, recordamos de nuevo, es dar vueltas por la parte interior de la rotonda hasta que puedas incorporarte a la exterior y tomar la salida.

"Se trata de un efecto psicológico curioso. El anonimato y el instinto de protección hacen que hasta la persona más amable sea más agresiva al volante. Hasta a Goofy le pasaba", recuerda. Se refiere a este cortometraje de animación que muestra cómo el personaje de Disney se convierte en un monstruo al volante.

Última pregunta: ¿Por qué existen las glorietas, si son tan molestas para todos?

"Es la solución más segura para circular por un cruce. Al ser circular, reduce las maniobras a una: el giro hacia la derecha", argumenta Portillo.

Investigadores del MIT están diseñando una forma de eliminar semáforos e intersecciones como las rotondas en los próximos 15 o 20 años, con ayuda de los coches autónomos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Visita la web de Verne

image beaconimage beaconimage beacon