Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las autopistas de Italia, trampas mortales

El estado de las autopistas italianas es un escándalo nacional. Hay una veintena de puentes muy dañados que necesitan reparaciones urgentes. También hay 200 túneles ilegales, que no cumplen con los estándares europeos. Alrededor de mil puentes en Italia carecen de una gestión clara y no han sido revisados ​en años. Llena de viaductos y túneles, Liguria es el principal foco de esta crisis. "Hace un año y medio se derrumbó un viaducto que mató a 43 personas. En los últimos dos meses, dos toneladas y media de escombros cayeron de un túnel. Tener que conducir en Liguria significa correr riesgos" , señala Luca Ternavasio, Fundador de Autostrade Chiare. Luca Ternavasio nos lleva por las autopistas de Liguria. Es el fundador del grupo de presión Autostrade Chiare, que pide seguridad y justicia. Bajo la autopista Savona-Turín encontramos el viaducto Tecci, en muy mal estado. Hablamos con el ingeniero que dio la voz de alarma sobre las condiciones de los viaductos en esta área. "Se ha ahorrado en el mantenimiento de esta carretera durante décadas. Desde que se construyó apenas ha tenido mantenimiento. Deberíamos probar con datos técnicos si es segura, si tenemos una infraestructura en la que podamos confiar" , dice Paolo Forzano, exingeniero. Bajo el vientre del viaducto de Bisagno, la gente vive con el temor de que vuelva a ocurrir un derrumbe como el de Morandi. El puente se considera "estructuralmente sólido" , sin embargo, se espera una restauración que durará tres años y medio. Chiara ha vivido aquí doce años y ahora sueña con mudarse. "Aquí está el viaducto. Nuestro edificio lleva aquí desde 1925 y el puente se inauguró en 1967. Este puente se está desmoronando sobre nuestras cabezas. Tenemos miedo de vivir aquí abajo" , cuenta Chiara Ottonello, vecina de Val Bisagno. En la mente del todos, el derrumbe del puente Morandi, en Génova, que causó 43 muertos. Las investigaciones en curso han descubierto que el principal operador privado de autopistas, Autostrade per l’Italia, mintió durante años sobre el estado de esta infraestructura. "Algunas inspecciones se llevaron a cabo solo parcialmente, en otras, los documentos fueron literalmente falsificados" , explica Ivan Bixio, coronel de la Guardia di Finanza. Pese a que han aumentado las inspecciones y las labores de mantenimiento, quienes utilizan asiduamente las autopistas italianas temen que pueda haber, en cualquier momento, un nuevo accidente mortal.

SIGUIENTE

SIGUIENTE

image beaconimage beaconimage beacon