Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alubias a la marinera

Logotipo de Recetas de Rechupete Recetas de Rechupete 16/07/2017 Recetas de rechupete
© Proporcionado por Recetas de Rechupete

4 personas · 4 euro/persona · Tiempo de preparación: 105 minutos. ·

Ingredientes

  • 400 gr de alubias blancas
  • 500 gr de almejas
  • 1 cebolla (2 si son pequeñas)
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un puñadito de hebras de azafrán y otro de perejil picado
  • 1 hoja de laurel
  • vino blanco
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 1 cucharadita de harina (de almidón de maíz si sois celíacos)
Cómo preparar una receta de alubias a la marinera. No sé si estaréis de acuerdo conmigo, soy de la opinión de que recetas con legumbres son las más socorridas en casa, además de un acierto seguro, es una opción muy nutritiva en el menú semanal.Si queremos una receta de Domingo sólo tenemos que añadirle unas almejas, el resultado es más que saludable, es sobresaliente, las convertimos en unas alubias a la marinera casi tan buenas con unasfabes con almejas. La cantidad de recetas que podemos preparar con alubias son casi infinitas y perfectas para el día a día. Aunque debemos tener en cuenta el tiempo, sino disponemos de una olla exprés (unos 45 minutos) se trata de una cocción de 2 horas, con lo que os aconsejo prepararlas en día antes.No sé si os sucederá lo mismo, pero me encantan las recetas de alubias, desde siempre, buena cuenta de ello da mi chica y por supuesto vosotros, pues en el blog hay unas cuantas. No me preguntéis por qué pero ese tipo de platos me recuerdan los inviernos de cuando era niño y mi madre nos cocinaba ricos platos de cuchara para que entrásemos en calor después de pasar toda la mañana jugando en la calle. Las que solía hacer mi madre eran las alubias con chorizo, una receta un poco más para diario, simplemente deliciosa.La receta de hoy no podría ser más sencilla de preparar, para ella hemos escogido unas alubias blancas que hemos dejado en remojo durante toda la noche para que se ablanden y sea más fáciles de cocer y las acompañamos de unas ricas almejas que aportan ese sabor a mar que tan bien le sienta a los platos de cuchara. Por cierto, que esta legumbre también resulta deliciosa en platos fríos como la ensalada de alubias con bacalao que puedes encontrar en el blog.No hace falta decir que la calidad de las almejas y de las alubias es determinante para el resultado de esta receta, de modo que vale la pena escogerlas con mimo. De cualquier forma se trata de un plato muy económico y fácil de preparar lleno de fibra, proteínas, minerales y vitaminas. Por si fuese poco, acompañado de un buen pan para mojar en la salsa se convierte en un verdadero manjar. 

Antes de cocinar las alubias

  1. Recuerda que la única preparación que tenemos que hacer de antemano es dejar las alubias en agua toda la noche. No debéis usar el agua de remojo y lavarlas bien.
  2. Como he comprado unas alubias blancas secas, envasadas al vacío, es necesario ponerlas en remojo de víspera, el día anterior.
  3. Al menos deben de estar unas 10-12 horas en agua templada, con un puñado de sal, y que cubra por completo las legumbres.
  4. Antes de comenzar con la receta, las pasadas por agua para quitar impurezas.
  5. De paso revisamos si hay alguna alubia estropeada o demasiado dura. De esta manera nos evitaremos encontrárnosla en el puchero.

Preparación de la base de estas alubias

  1. Metemos las almejas en agua salada dos horas antes de cocinar, cambiando el agua un par de veces al menos.
  2. Echamos las alubias que tenemos reservadas en una cazuela, añadimos la hoja de laurel previamente lavada y el perejil.
  3. Cubrimos todo con agua y lo cocemos durante una hora y media.
  4. En caso de emplear la olla a presión lo mejor es consultar las instrucciones del fabricante. Aunque el tiempo se reducirá aproximadamente hasta la media hora.
  5. No es aconsejable removerlas con cucharas de madera ni con ningún otro utensilio para que no se despellejen, si tenemos que moverlas mejor menear un poco la cazuela.
  6. Recordad que hay que ir rompiendo el hervor al igual que en la fabada asturiana. Lo que nuestras abuelas llamas "asustar las alubias" consiste en retirar la cazuela del fuego durante unos minutos. También podemos ir añadiendo agua fría al agua hirviendo cuando empiece a pillar mucha temperatura.
  7. Así evitamos que se rompan las alubias y de este modo se reducen al máximo los oligosacáridos productores de gases.
  8. Este proceso es válido para todo el proceso de cocción de nuestras alubias, no sólo para cocerlas.

Preparación de las verduras para acompañar las alubias

  1. Pelamos y cortamos en trozos pequeños la cebolla. La pochamos con un chorrito de aceite de oliva virgen en una cazuela suficientemente grande como para acabar echando en ella todos los ingredientes.
  2. Cuando la cebolla comienza a estar dorada, incorporamos la cabeza de ajo picada muy fina y lo sofreímos todo un par de minutos más.
  3. Colocamos el escurridor sobre un bol o similar para no desperdiciar el agua de cocción. Escurrimos las alubias sobre él.
  4. Las echamos sobre la cebolla y el ajo rehogados. Las cubrimos con el agua de cocción reservando una cucharada y removemos con cuidado para no deshacerlas. Bajamos el fuego al mínimo.
  5. En una sartén y con una cucharada de aceite de oliva, tostamos ligeramente las hebras de azafrán. Las echamos en un mortero y allí las majamos ligeramente. Añadimos la cucharada del agua de cocción, removemos e incorporamos la mezcla a las alubias.
  6. Echamos también a la cazuela una cucharada de harina de maíz (almidón de maíz). Salpimentamos.

Preparación de las almejas

  1. Un par de horas antes de comenzar a cocinar, metemos las almejas en agua salada que cambiaremos dos o tres veces antes de usarlas. Si las cocinamos de un día para otro van a estar más reposadas y ricas, pero no os preocupéis porque hechas en el mismo día también están de rechupete.
  2. Escurrimos las almejas y las colocamos en una cazuela pequeña para cubrirlas inmediatamente con un vaso de vino blanco. Las cocemos con la tapa puesta hasta que se abran (5-6 minutos).
  3. Cuando todas o casi todas las almejas se han abierto, descartamos las que permanezcan cerradas y el resto, junto con un par de cucharadas de su jugo, las incorporamos a la cazuela con las alubias.
  4. Cocemos todo 3-4 minutos más, a fuego medio.
  5. Retiramos del fuego y dejamos reposar un poco antes de servir.

Presentación de nuestro guiso de alubias a la marinera

  1. Ya tenemos nuestras alubias a la marinera... Lo más recomendable es servirlas en un plato hondo tipo cuenco para poder colocar una base de alubias, rellenar con el caldo y colocar encima las almejas.
  2. Como toque final podemos espolvorear un poco de perejil picado. Ya sé que lleva su tiempo, pero más o menos como casi todos los platos con legumbres. La espera merece la pena, os lo aseguro.
  3. Sólo falta disfrutar de esta sencilla pero deliciosa receta con lo mejor de la huerta y del mar, ¡todo en el mismo bocado!
  4. Recuerda que la única preparación que tenemos que hacer de antemano es dejar las alubias en agua toda la noche. Un par de horas antes de comenzar a cocinar, meter las almejas en agua salada que cambiaremos dos o tres veces antes de usarlas.
  5. Si las cocinamos de un día para otro van a estar más reposadas y ricas, pero no os preocupéis porque hechas en el mismo día también están de rechupete.
Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de alubias a la marinera en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá perfecto.

Consejos y recomendaciones para unas alubias a la marinera perfectas.

  • Si no tenemos tiempo para cocer las alubias, podemos comprarlas en conservas ya hervidas. Por favor que sean de gran calidad sino queremos estropear la receta. Así las tenemos listas para agregar. Las pondríamos al final a fuego lento para que no se rompan y nos estropeen nuestro potaje marinero.
  • El tiempo de cocción de los guisos con legumbres no es una ciencia exacta. Siempre va a depender de lo “tiernas” que sean, de la variedad, del agua, etc.
  • Los tiempos que os doy son orientativos. Adaptados a las alubias secas que tenía en casa, por lo que tendréis que ir calculando en función de vuestro guiso.
  • Salvo que queramos un guiso muy muy caldoso, el volumen de agua a añadir será de unas 3 veces el volumen de legumbres secas.
  • Podemos añadir más sabor a mar si tenemos un caldo o fumet guardado (o lo hacemos) y potenciar el caldo resultante de hacer las almejas. El caldo es la clave del sabor de un buen guiso o alubiada.
  • Si queréis variar este guiso, podéis incorporar unas gambas o langostinos y conseguir más potencia aunque os saldrá un poco más caro.
  • A la hora de hacer el fumet, también se pueden utilizar las cáscaras de unos langostinos o gambas (y sus cabezas), le daréis más intensidad a vuestro arroz y más sabor a marisco. Os lo explico en el post del caldo o fumet de langostinos.
  • El reposo que suelo recomendar en este tipo de preparación es de 10 minutos. Importante para que reposen y se mezclen bien todos los sabores a mar.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Recetas de Rechupete

Recetas de Rechupete
Recetas de Rechupete
image beaconimage beaconimage beacon