Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brownie sin harina de coliflor y chocolate

Logotipo de El Comidista El Comidista 07/04/2021 Josep Navarro
Rico, saludable y una buena opción para comer coliflor sin dejarte el sueldo en un ambientador © HELENA GALDON Rico, saludable y una buena opción para comer coliflor sin dejarte el sueldo en un ambientador

Antes de que empecéis a pensar que estoy loco, quiero aclarar una cosa: se le puede echar coliflor a un brownie y que esté bueno. De hecho si -como a mí- el olor de la coliflor hervida te echa para atrás tan solo con pensarlo, esta es una buena idea para incluirla en tu dieta sin dejarte el sueldo en un ambientador.

Tampoco es la primera vez que en El Comidista nos atrevemos a incorporar verduras y hortalizas en masas dulces: ya lo hicimos con este pastel de chocolate y berenjena y este bizcocho de remolacha y frutos secos que sorprendieron gratamente a muchos de nuestros lectores. En este caso, la coliflor sustituye a la harina casi en su totalidad, aportando consistencia al bizcocho sin que su sabor se convierta en protagonista, y respetando el toque de chocolate que se espera de un brownie.

Pero -por solidaridad- os confesaré que yo también dudé la primera vez que mi amiga Helena Galdon me preparó esta receta. “Te prometo que no sabe a coliflor, es un brownie dulce” -me dijo. Y tenía razón: fíjate si estaba bueno que aquí estoy, compartiéndolo con vosotros.

La única diferencia frente a su receta es que ella usó eritritol -un edulcorante- para endulzar y yo, que sé que el resto de los mortales no estamos tan acostumbrados a este tipo de productos, he preferido sustituirlo por 80 gramos de pasta de dátiles medjul. Podéis utilizar vuestro endulzante preferido, siempre teniendo en cuenta que, en función del que utilicéis, tendréis que adaptar la cantidad para que no os quede soso o excesivamente dulce. 

Dificultad

Picar cosas y encender el horno.

Ingredientes

  • 300 g de coliflor cruda
  • 2 huevos medianos
  • 40 g de crema de cacahuete
  • 10 g de cacao puro en polvo
  • 60 g de chocolate negro a partir del 85%
  • 15 g de harina de almendra.
  • 80 g de pasta de dátiles medjoul (o eritritol o endulzante al gusto)
  • Un puñado de nueces pecanas y pistachos para decorar

Preparación

  1. Encender el horno a 200ºC. Mientras el horno se calienta, el chocolate al baño maría y batir junto al huevo y la crema de cacahuete.
  2. Picar la coliflor lo más fina posible. Se puede hacer con un cuchillo, con un rallador o con un procesador de alimentos.
  3. Incorporar la coliflor a la mezcla de chocolate, huevo y crema de cacahuete y remover bien. Añadir el eritritol o la pasta de dátiles, la harina de almendra y el cacao en polvo. Integrar bien todos los elementos hasta que formen una masa más o menos homogénea.
  4. Engrasar un molde apto para horno con un poco de aceite y verter la masa. Decorar con pistachos y nueces.
  5. Dejar que se cocine en el horno a 200ºC durante, aproximadamente, 20/25 minutos. Se puede pinchar el brownie con un tenedor para saber si la masa sigue, o no, cruda. Dejar enfriar antes de desmoldar para que no se rompa.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Comidista

image beaconimage beaconimage beacon