Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco restaurantes de playa para comer pescado recién salido del mar

Logotipo de Alimente Alimente 01/08/2020 Gabino Alba
Foto: Restaurante Balearri. © Externa Foto: Restaurante Balearri. Uno de los mayores placeres del verano es sentarse en un chiringuito, restaurante o bar de playa y disfrutar de un rico pescado o marisco mirando el mar. El norte peninsular es sinónimo de producto excelente, de máxima calidad, que se debe a que es producto de proximidad, lo que garantiza la frescura y el sabor.

Es difícil seleccionar algunos establecimientos entre los muchos que salpican el litoral cantábrico y mediterráneo. Alimente acepta el reto y ofrece cinco que, seguro, no defraudan.

Puntoecoma

En el paseo marítimo de Panxón (Nigrán, Pontevedra), con unas bonitas vistas a Playa América, la familia Durán explota este restaurante desde hace más de 20 años. Amplia terraza a pie de playa y producto de calidad adquirido directamente cada mañana en las lonjas de Vigo y Baiona, con el que elaboran, principalmente, platos del recetario gallego más tradicional. Aconsejable en estas fechas el coruxo (rémol) al horno, un pescado plano blanco muy parecido al rodaballo que por esta zona abunda.

Este establecimiento también trabaja un buen rodaballo de la ría, que cocina hasta de cuatro formas diferentes y, como entrante, se puede solicitar algún marisco de temporada. Los arroces constituyen otro de los puntos fuertes del Puntoecoma. En carta lo ofertan con bogavante, otro que elaboran con almejas y carabineros, además de uno de marisco.

Paseo Marítimo, 2. Panxón.

La Guía

Sidrería muy cerca del puerto de Ribadesella con barra y mesas, comedor y terraza. Manuel Trespalacios gestiona este establecimiento que con el paso del tiempo se ha consolidado como una de las referencias del oriente asturiano, en una zona con un elevado nivel gastronómico. Trabaja buenos pescados y mariscos que compra en las las lonjas de Ribadesella y LLanes, que preparan fundamentalmente a la plancha. Recomendables en verano el pulpo, que es de la zona, a la brasa, los calamares frescos fritos, los fritos de rape y el bonito de la lonja de Ribadesella, que sirven en varias preparaciones, incluida una que realizan en tacos.

En cuanto a los pescados del día, suelen contar ahora en verano con virrey (palometa roja), besugo, merluza, mero y san martín, aunque todo ello condicionado por las capturas del día. En mariscos esta época es buena para la langosta y el bogavante.

Avenida de Palacio Valdés, Ribadesella.

El Marinero

Frente a la playa de La Concha, en la localidad de Suances, que limita con Santillana del Mar, el restaurante El Marinero cuenta con restaurante, terraza y bar. Los hermanos Arbildúa, Luis en los fogones y Raquel en la sala, gestionan este establecimiento con cocina tradicional, aunque también realizan alguna incursión en la cocina moderna. El producto procede en su mayoría de la flota local, que ahora está inmersa sobre todo en la costera del bonito. En El Marinero, Luis lo prepara a la plancha o encebollado e, incluso, en ensalada con un bonito escabechado por ellos mismos.

Luis Arbildúa, con una lubina de 7 kilos. © Proporcionado por Alimente Luis Arbildúa, con una lubina de 7 kilos. Luis Arbildúa, con una lubina de 7 kilos.

Entre los pescados sobresalen el dentón -machote en Cantabria-, el gallo San Pedro, la merluza y las cocochas de Suances. También alguna lubina puede encontrarse aprovechando que un barco de la zona la pesca todo el año. Al igual que en Asturias, ahora también en Cantabria se pueden encontrar alguna langosta y bogavante autóctono.

Paseo de la Marina Española, Suances.

Balearri Jatetxea

El Balearri se emplaza sobre la playa de Malkorbe (Getaria), en la provincia de Guipúzcoa. Luisa Ezenarro, en la actualidad gerente del local, comenzó en el mismo sitio hace 25 años con un chiringuito que preparaba a la brasa solamente sardinas, chicharro y bonito. El negocio fue creciendo con el paso de los años y al final se convirtió en restaurante, pero sin perder la esencia. Prepara en la parrilla de carbón todos los pescados y mariscos que ofrecen, salvo la merluza, que también la cocina a la romana.

Los gestores de este establecimiento realizan un esfuerzo importante por conseguir productos de cercanía en un territorio gastronómico dominado por el rodaballo y el besugo -también ellos los incluyen en su carta-, pero que no se capturan en la zona. En las brasas del Balearri trabajan en verano, fundamentalmente, salmonetes, bonito, sardinas y pulpo. También cuando resulta posible tiene merluza -incluidas las cocochas-, sargo, chicharro y hasta la raya.

Puerto 25. Getaria.

El Peixet Cubelles

Cubelles es el último pueblo costero de la provincia de Barcelona en dirección sur, muy próximo a Vilanova y la Geltrú. El Peixet es un establecimiento situado en pleno paseo marítimo con una buena terraza y vistas al mar. Está gestionado por Harald Cortés, de familia enraizada con el mar -su bisabuelo ya era pescador-, pero él decidió andar el camino de la restauración, aunque su familia cuenta con embarcación propia que se dedica, principalmente, a la pesca de la gamba roja de Vilanova.

Gamba roja de Vilanova. © Proporcionado por Alimente Gamba roja de Vilanova. Gamba roja de Vilanova.

El restaurante solamente trabaja pescado salvaje, que adquiere directamente en la lonja de esa localidad, si bien el protagonismo de la cocina que se realiza en El Peixet lo acapara la gamba, que se puede comer a la plancha, en los arroces -destaca el caldoso-, en sashimi o en carpaccio. Los pescados no los tocan mucho y los preparan a la plancha, brasa, horno y algo a la sal.

Paseo Maritimo 18, Cubelles.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Alimente

image beaconimage beaconimage beacon