Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ni uno, ni dos... tres chocolates para una tarta tan fácil que no necesitarás ni horno

Logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 12/01/2018 hola
Revista ¡HOLA! © Copyright ¡HOLA! Revista ¡HOLA!

Si una tarta de chocolate siempre gusta a todos, la de tres es ideal para los más apasionados de este ingrediente.

El chocolate es puro placer, pero también aporta grandes beneficios a nuestro organismo. Claro está, sin excesos en su consumo. El amargo es bueno por su alto contenido en cacao, siendo el favorito de los nutricionistas y otros especialistas. ¿Alguna vez te han dicho que para subir el ánimo no hay nada mejor que el chocolate? Esto es debido a que contiene triptófano, un aminoácido encargado de ayudar al cerebro a producir serotonina, la llamada ‘hormona de la felicidad’.

Además, tiene gran cantidad de fibra soluble, de flavonoides, de teobromina y de antioxidantes como las catequinas y fenoles. Todos estos componentes son de gran ayuda para nuestro organismo, sea para tener la piel mejor, controlar la presión arterial o el colesterol.

Así que esta tarta es perfecta para darnos un capricho a la vez que nos cuidamos. Su elaboración no te llevará más de 30 minutos y podrás disfrutar de ella una vez que se hayan cuajado bien las capas de chocolate.

Ingredientes 

Para la base

  • 200 gramos de galletas tipo María.
  • 100 gramos de mantequilla desecha.
     

Para la tarta

  • 600 mililitros de nata.
  • 600 mililitros de leche.
  • 3 sobres de cuajada.
  • 150 gramos de chocolate negro.
  • 150 gramos de chocolate con leche.
  • 150 gramos de chocolate blanco.
  • Fideos de chocolate o perlas de azúcar para decorar.

 

Preparación paso a paso

-Lo primero a realizar es la base de galletas. Para ello mételas en una batidora o picadora y muélelas por completo.

-Añade la mantequilla desecha y bate bien con las galletas hasta que tengan la consistencia de arena mojada. Pásalas a un molde desmontable y cubre el fondo bien con la pasta.  

-Mete el molde en el frigorífico.

-El paso siguiente es tomar por un lado 200 mililitros de nata que pondrás en un cazo a calentar junto con 100 de leche. En un bol pequeño mezcla otros 100 de leche con un sobre de cuajada removiendo hasta que se disuelva por completo.

-Cuando la nata con la leche esté caliente, añade el chocolate negro y remueve hasta que se deshaga. Es el momento de añadir la leche con la cuajada al cazo y remueve un par de minutos para que se integren bien y el chocolate espese. Aparta del fuego y ponlo encima de la base de galletas.

-Tienes que repetir los mismos pasos y en las mismas proporciones para la siguiente capa de chocolate, pero sustituyendo el negro por el chocolate con leche. Una vez que esté preparado, viértelo sobre la capa negra, pero ayúdate de una espátula o lengua para que al echarla no se mezcle con la anterior.

-La última capa también tiene las proporciones idénticas a las otras dos, salvo en que el chocolate es blanco. El proceso para añadirla a la tarta es igual, es decir, ayudándote de una lengua o espátula grande.

-Deja que se temple un poco y decora con los fideos de chocolate o con las perlas. Una vez que se haya enfriado, mete en el frigorífico durante al menos 3 o 4 horas antes de consumirla.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

image beaconimage beaconimage beacon